Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Tarta de mortiño

Postres y dulces
Postre
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 8 personas
2 huevos
1 cdita de levadura química
120 gr. de harina de trigo
1 pizca de sal
200 gr. de azúcar
240 gr. mantequilla sin sal

200 gr. de mortiños
200 gr. de mermelada de mortiño o arándanos

Descripción

Una tarta que suelo llevar a todos los cumpleaños, es la tarta de mortiño de mi madre. Como bien dice el nombre y a pesar que la receta originaria de mi madre, a mí me sale genial y para nada cansa al comerla. Es muy fácil de elaborar y es una buena receta para aquellos que quieran comenzar en el mundo de la repostería. Os animo a que la elaboréis. Os gustará a vosotros y a los que la prueben. Antes de pasar a la descripción, aclararos, para todos aquellos que no lo sepáis, que el mortiño es una clase de uva silvestre.

Lo primero que haremos es que en un recipiente, tamizamos la levadura, la harina y la sal.
Después colocamos la mantequilla en la batidora durante 2 minutos a velocidad alta. Incorporamos el azúcar y lo continuamos batiendo por dos minutos más hasta obtener una preparación suave y cremosa, donde los ingredientes estén bien integrados.
A continuación vamos a añadir los huevos y revolvemos bien hasta que la masa sea homogénea. Bajamos la velocidad de la batidora y agregamos los ingredientes secos. Mezclamos bien.
Lo siguiente será coger un molde de tarta desmontable y lo untamos con mantequilla y lo espolvoreamos con harina, quitando el exceso de la misma. Vertemos la masa en el molde desmontable, y esparcimos hasta cubrir toda la base del molde.
Ponemos a precalentar el horno a 180º C.
Esparcimos por la superficie de la tarta la mermelada de mortiños o arándanos de la forma más pareja posible.
Llevamos la tarta al horno por una hora. Para comprobar que la masa esté cocida, debemos tomar un palillo y pincharla, y si el palillo sale limpio es porque nuestra tarta está lista.
La sacamos entonces del horno y dejamos que repose durante unos diez minutos a temperatura ambiente antes de desmoldarla.
Para terminar, echamos por encima una buena cantidad de arándanos o mortiños frescos, que le darán un toque delicioso y ¡lista!

Finalmente y si os gusta, la serviremos acompañada con crema chantilly.

¡Riquísima!

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.