Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Tarta avellana

Postres y dulces, Verduras y frutas
Postre
Moderna

Ingredientes:

Ocultar 8 personas
1 paquete de galletas tipo maría
200 gr. chocolate negro fondant
200 gr. chocolate blanco
200 gr. avellanas
2 claras de huevo
300 ml. leche
200 ml. nata
200 gr. leche condensada
50 gr. azúcar
125 gr. margarina
10 hojas de gelatina

Descripción

Si quieres hacer un pastel con el que sorprender a tus amigos o familiares, esta deliciosa tarta avellana es el perfecto para ti. Es realmente rico, y fácil de hacer aunque nos lleve un poco de tiempo, que por otra parte, bien merece la pena gastarlo si con ello se consiguen cosas tan ricas como esta.

Tostamos un poquito las avellanas y trituramos las avellanas tipo polvo.
Después , montamos por separado la nata y las claras, añadimos un pellizco de bicarbonato a éstas, y las reservamos.
Ponemos la gelatina en remojo en un poco de agua bien fría.
Con un poco de margarina untamos un molde desmontable, por los lados y en la base .
Lo siguiente que haremos será triturar las galletas y mezclamos con la margarina, poniendo la masa resultante en la base del molde y repartida uniformemente. Lo metemos en la nevera para que se consolide.
Mientras ponemos a calentar la leche y antes de hervir incorporamos las avellanas y damos vueltas durante unos 3 minutos, tras los cuales lo sacamos del fuego, añadimos la leche condensada y mezclamos.
Lo dejamos enfriar, y metemos en el congelador durante 15 minutos. Sacamos y montamos para que coja aire, tras lo cual lo llevamos a la nevera.
Ahora derretimos el chocolate blanco al baño maría o en el microondas.
A la nata le añadimos el azúcar y lo batimos un poco para que se mezclen.
Esta masa la ponemos en un bol grande, las claras, el chocolate derretido, la mezcla de avellanas con las leche y las 6 hojas de gelatina.
Con mucho cuidado, y ayudados de una lengua de cocina, lo mezclamos todo con movimientos envolventes, de abajo a arriba, hasta que sea una mezcla homogénea.
La vertimos en el molde y metemos en el congelador, por un espacio mínimo de 2 horas para que se solidifique.
Cuando haya pasado este tiempo, haremos la capa superior, para lo que en un bol, al baño maría o en el microondas, derretimos el chocolate negro junto con una cucharada de mantequilla, y lo removemos todo hasta que se mezclen bien, manteniéndolo caliente.
Sacamos el molde de la tarta del congelador y ponemos esta cobertura por encima. Podemos hacer unos dibujos con otro chocolate, para que nos quede una presentación más bonita. Lo volvemos a llevar al congelador hasta que se solidifique la cobertura, momento en el que desmoldamos y ya podemos servir.

Esta tarta avellana podemos comerla a temperatura ambiente o congelada. En este último caso no la sacaremos del congelador hasta justo antes de comerla.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.