Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Sushi: makis variados

Pescados y mariscos
Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato frío, Primer plato
Internacional, Ligera, Ocasiones especiales

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
salmón ( medio filete limpio ) salmón medio filete limpio
atún ( medio filete limpio ) atún medio filete limpio
alga nori ( 2 láminas ) alga nori 2 láminas
wasabi ( una pizca ) wasabi una pizca
pepino ( un cuarto ) pepino un cuarto
zanahoria ( media ) zanahoria media
aguacate ( un cuarto ) aguacate un cuarto
arroz de grano redondo ( 150 gr. de tipo japonés o bomba ) arroz de grano redondo 150 gr. de tipo japonés o bomba
vinagre de arroz ( 3 cucharadas ) vinagre de arroz 3 cucharadas
azúcar ( una cucharada colmada ) azúcar una cucharada colmada
sal ( una pizca ) sal una pizca
salsa de soja ( al gusto ) salsa de soja al gusto
jengibre encurtido ( un puñadito ) jengibre encurtido un puñadito
Ocultar 4 personas
salmón ( 1 filete limpio )
atún ( 1 filete limpio )
alga nori ( 4 láminas )
wasabi ( una pizca )
pepino ( medio )
zanahoria ( 1 ud. )
aguacate ( medio )
arroz de grano redondo ( 300 gr. de tipo japonés o bomba )
vinagre de arroz ( 6 cucharadas )
azúcar ( 3 cucharadas )
sal ( media cucharilla )
salsa de soja ( al gusto )
jengibre encurtido ( un puñadito )
Ocultar 6 personas
salmón ( 2 filetes limpios )
atún ( 2 filetes limpios )
alga nori ( 6 láminas )
wasabi ( una pizca )
pepino ( tres cuartos )
zanahoria ( 1 y media )
aguacate ( tres cuartos )
arroz de grano redondo ( 450 gr. de tipo japonés o bomba )
vinagre de arroz ( 9 cucharadas )
azúcar ( 4 cucharadas y media )
sal ( media cucharilla )
salsa de soja ( al gusto )
jengibre encurtido ( un puñado )

Descripción

El sushi es la comida de moda… y razones no faltan. Es sano, es ligero, es delicioso, es nutritivo. Es el plato más conocido de la gastronomía japonesa. Si te has aficionado al sushi ya sabrás que no es barato… sin embargo, ¿sabías que prepararlo en casa resulta económico, divertido y más fácil de lo que parece? Desde luego, al principio te costará un poco pillar la técnica, y puede que el primer maki parezca más un churro… pero, una vez que cojas la técnica, ¡te saldrán perfectos estos sushi makis

Paso 1:

Calienta el vinagre, el azúcar y la sal en una cacerola a fuego medio hasta que el azúcar y la sal se hayan disuelto completamente en el vinagre. Baja la intensidad del fuego, para mantener la temperatura… pero no dejes que el vinagre hierva. Pasados unos minutos, retíralo del fuego y deja que se enfríe, más o menos, a temperatura ambiente. Reserva.

Paso 2:

Pon el arroz en un recipiente, añade agua y remueve suavemente con la mano y de forma circular, para ir quitándole así poco a poco el almidón. Cambia el agua y repite esta operación tantas veces como sean necesarias hasta ver que el agua sale… si no transparente, al menos sí muy clarita. Esta operación debes hacerla con suavidad, removiendo el arroz con la mano y muy suavemente, para no romper el núcleo de los granos de arroz. Cuando ya lo tengas, deja reposar el arroz 15 minutos.

Paso 3:

En una olla, pon 2 tazas de agua hirviendo y cocina el arroz a fuego muy lento, con la olla tapada o semi tapada, hasta que se evapore el agua. Después de la ebullición inicial, sigue con el fuego lento y la olla tapada en todo momento, pues es el vapor lo que hará que el arroz se cocine y quede al estilo sushi: pegajoso y que se junta un poco entre sí. De todas formas, observa las instrucciones del paquete de arroz, pues los tiempos y las cantidades en la cocción varían según los tipos de arroz. Una vez cocido, deja el arroz en reposo en la olla durante 15 minutos.

Paso 4:

Agrega a tu arroz ya cocido la mezcla que tenías reservada con el vinagre y repártelo con la ayuda de una cuchara de madera, y de forma muy suave. Conviene sacar el arroz de la cacerola y pasarlo a un bol (lo ideal es pasarlo a un bol de madera, el tradicional que usan en Japón se llama hangiri, aunque en casa no es muy habitual que tengamos esta herramienta). Si no tienes de madera, pásalo a un bol de cristal o plástico, pero evita que sea de metal, pues algunos reaccionan con el vinagre. Al mismo tiempo que aliñas el arroz, enfríalo un poquito abanicándolo. Piensa que el verdadero secreto del sushi es hacer un arroz perfecto… por lo que no te saltes ninguno de estos pasos. Al final tienes que conseguir un arroz aliñado, seco, suelto pero un poco pegajoso a la vez.

Paso 5:

Mientras se hace el arroz, ve preparando el relleno de los makis. Para ello pela la zanahoria y parte bastoncitos pequeños y alargados… casi como si fueran palillos más o menos. Haz lo mismo con el pepino. Con el aguacate tienes dos opciones: o bien partir también bastoncitos, o bien machacarlo a groso modo con un tenedero, para hacer una especie de pasta de aguacate (resérvalo con su hueso para que no se oxide). Finalmente, con un cuchillo muy afilado haz tiras como de un centímetro de grosor tanto del atún como del salmón.

Paso 6:

Ya está todo listo para ir preparando tus makis: para ello coloca una esterilla sobre la encimera de trabajo. Coloca un alga nori encima (si utilizas la plancha de alga entera, te saldrán rollitos más grandes, si los prefieres más pequeñitos, tendrás que partir el alga nori a la mitad… ten en cuenta que en este caso va a ser un poco más difícil rellenarlo). El alga nori tiene una cara más brillante que la otra… deja esta parte brillante hacia fuera, es decir, tocando la esterilla. Coge con la mano una pequeña porción de arroz y cubre toda la superficie del alga, dejando unos 5 milímetros libres por la parte de arriba. Debe ser una capa homogénea, no deben quedar claros sin arroz… pero tampoco tiene que ser abundantísima, porque en ese caso no podrías cerrar el rollo.

Paso 7:

Inmediatamente después, pon el relleno. El relleno de un maki será una peña fila con el relleno que prefieras en la mitad del alga nori… es decir, una pequeña línea de relleno que recorra el alga nori de izquierda a derecha, justo en la mitad. Para el relleno puedes hacer las combinaciones que quieras: mezclar salmón y aguacate en un mismo rollo es una de las combinaciones más deliciosas, o atún con pepino, haz también un rollito solo de verduras…. ¡deja volar tu imaginación! 

Paso 8:

Ahora llega el momento de cerrar tu rollito… para ello, pon el alga nori en el extremo de la esterilla que está más cerca de ti. Levanta la esterilla formando el círculo y llévalo hasta el otro extremo, que es donde quedaba libre un centímetro de alga… que es el que va a permitir que el rollito quede sellado. Presiona muy ligeramente la esterilla con el rollito dentro, y cuando la abras… ¡ya estará hecho! Ahora ya solo tienes que cortarlo en pequeñas porciones con un cuchillo muy afilado (ten cuidado al cortar, no cortes aplastando el rollo sino deslizando el cuchillo). Lo normal es cortar en 6 porciones cada rollo. Sigue haciendo rollos hasta que se haya agotado el relleno o el arroz.

Presentación:

Sirve tus sushimakis en una bonita bandeja, colócalos de la forma más zen posible -para emular a los maestros japoneses- y acompaña con salsa de soja, wasabi y un poco de jengibre en vinagre y, por supuesto… ¡palillos!

Sugerencia:

Lo ideal es hacer sushi con arroz japonés, aunque no es fácil de encontrar y su precio es elevado… pero, ¿sabías que nuestro arroz bomba es ideal para el sushi? Así que, no lo dudes, prepara esta receta con arroz bomba marca DIA.  Es de categoría extra, lo que significa que todos sus granos están perfectos y que prácticamente no hay ninguno roto, una característica que para el sushi es importantísima.

En Demos la vuelta al día: Recetas japonesas

En Demos la vuelta al día: Gastronomía de Japón: mucho más que sushi

En Demos la vuelta al día: Comes algas… ¡y no lo sabes!

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.