Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Sopa de fréjoles pintos con albóndigas

Carnes, Legumbres
Plato único
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 4 personas
1 tarro de habichuelas rojas ya cocidas
1 cebolla
1 cabeza de ajos asada
3 tomates triturados
2 pimientos
aceite
clavos
sal

albóndigas:
1/2 kilo carne picada
2 dientes de ajo
perejil
pan remojado en elche
1 huevo
sal

Descripción

La sopa de fréjoles pintos con albóndigas es un plato delicioso y muy completo, que hará las delicias de cualquiera, incluso los más exigentes, a la hora de comer. Prueba este suculento plato y os aseguro que se convertirá en uno de vuestros favoritos.

Para comenzar en una olla ponemos, la cebolla, la cabeza de ajos asada, los clavillos y sal y dejamos que hierva.
Mientras hacemos las albóndigas, Para lo que iremos pelando los ajos y picándolos en trozos pequeños, que agregaremos a otro cuenco más grande.
En el cuenco donde hayamos puesto los trozos de dientes de ajo vamos a echar la carne picada, el pan bañado en la leche, un poco de sal y de perejil. Por último, batimos el huevo y lo añadimos.
Usamos las manos para mezclar, hasta que los ingredientes se vayan fusionando en una masa fácil de manejar. Vamos cogiendo trozos de la mezcla y dándole forma de bola. Yo las echo directamente a la sopa, pero si quieres freírlas un poco primero, no se te olvide pasarlas por un poco de harina antes de freír.

De vuelta a la olla con la sopa. Cuando esté la cebolla tierna añadimos a la olla, los pimientos partidos en trozos, las habichuelas lavadas y escurridas, el tomate triturado, y las albóndigas.
En el momento en que veamos que todo está bien hecho, retiramos del fuego y ya lo tendremos listo para servir.
Esta sopa de fréjoles pintos con albóndigas es deliciosa.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.