Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Sopa de bolas de carne picada

Carnes, Verduras y frutas
Plato único, Plato caliente
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 4 personas
200 gr de carne picada
3 patatas pequeñas
1 cebolla pequeña
1 zanahoria mediana
1 hoja de laurel
1 puñado de arroz
3 cucharas de aceite de oliva
2 l de agua
pimienta negra molida
colorante alimenticio
1 pastilla de concentrado de pollo
sal

Descripción

Cuando aquí comemos albóndigas, lo soleos hacer hechas en salsa pero nunca en sopa, cosa que es muy típica en Europa central, que es de donde procede esta sopa de bolas de carne picada. Es una comida muy completa y terriblemente sabrosa, aportándonos todos los nutrientes necesarios y sin apenas aportarnos calorías, ya que no está hecha apenas con grasa.

Cogemos la carne picada y hacemos con ella unas 10 o 14 bolitas. Estas las sumergimos en el agua y las ponemos a hervir, retirando la espuma que vaya soltando la carne. Cuando se retira toda la espuma, ponemos el fuego una potencia media, lo salamos y echamos el cubito de caldo de pollo.
Mientras vamos lavando pelando y cortando las patatas, y las añadimos a la cacerola. Lo ponemos a cocer durante unos 20 minutos al fuego medio.
Mientras vamos a ir picando la cebolla, y pelando y rallando la zanahoria. Hacemos el sofrito con el aceite de oliva y lo añadiremos a la cazuela con las albóndigas y las patatas.
Lo mezclamos todo bien, le añadimos la hoja de laurel, la pimienta negra recién molida, el colorante alimenticio en caso de que quisiéramos hacerlo y dentro de unos cuantos minutos después de que empezase a hervir le añadimos el arroz. Dejamos que cueza todo junto durante unos minutos y ya tendremos lista esta fantástica sopa de bolas de carne picada.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.