Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Sepia con guisantes en salsa

Verduras y frutas
Plato caliente, Primer plato
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 6 personas
comensales: 6 1 kilo y 250 gramos de sepia
500 gramos de guisantes
1 lata pequeña de medio kilo de tomate triturado natural
6 dientes de ajo gorditos
1 vaso de vino blanco
2 rebanadas de pan
1 cucharada de harina
perejil
aceite de oliva
sal.

Descripción

Muchas veces pensamos que no hay mejor manera de comer la sepia que a la plancha, pero una maravillosa receta para prepararla es esta sepia con guisantes en salsa. Es diferente y convertiremos este sabroso molusco, sí, porque la sepia es un molusco en algo más que un entrante, sino en un maravilloso plato principal.
Ponemos una cazuela de barro al fuego con un chorro de aceite de oliva y freímos en él los ajos pelados, el pan y el perejil. Cuando el pan y los ajos estén dorados lo sacamos del fuego, lo echamos en un mortero y lo picamos todo bien. Cuando esté bien majado todo añadimos el vino, mezclamos todo bien teniendo cuidado de que no nos dejemos nada de la picada en el mortero y reservamos para usar después.
En la misma cazuela en la que habíamos frito el pan con los ajos y el perejil, donde aún queda el aceite de freír, añadimos la cucharada de harina, damos unas vueltas para tostarla un poco y quitarla el sabor a crudo, y añadimos el tomate. Lo freímos durante unos 10 minutos, y añadimos los guisantes, que si no son frescos pueden ser de los congelados, la sepia que ya hemos limpiado y troceado antes, y la picada del mortero con el vino, y dejamos cocer a fuego medio, removiendo de vez en cuando unos 20 minutos o hasta que veamos que la sepia está tierna. Probamos y rectificamos de sal en el caso de que sea necesario.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.