Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Scacce

Panes y masas
Tostas y bocadillos
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 8 personas
para la masa:

1 kg de sémola (harina común de grano duro y que tiene alto contenido en gluten)
½ l de agua tibia con tres cucharadas de sal
1 levadura fresca (50 grs) disuelta en agua tibia con una cucharadaa de azúcar), dejar actuar 10 minutos
3 cucharadas de aceite


para el relleno:

1 kg de ricota
2 cebollas medianas
200 grs de espinacas
sal y pimienta
queso rallado parmesano
aceite de oliva

Descripción

Otro de los maravillosos platos que nos proporciona la cocina italiana son las scaccia. Este tipo de focaccia es un plato típico de Sicilia y consiste en una fina masa de pan con relleno que se dobla sobre sí misma y hornea después. Esta especie de bocadillo tiene forma rectangular y se puede rellenar de lo que desees, siéndolo más típico la salsa de tomate o ricota. A continuación te traigo una de mis versiones, que dicho sea de paso, esta deliciosa.

Para hacer la masa tenemos que poner la harina en un bol, haciendo un hueco en el centro y poniendo la levadura disuelta. Agregamos el aceite y la sal alrededor sin que toque la levadura ya que la sal tiene la propiedad de hacer que la levadura deje de tener efecto. Vamos amasando la mezcla uniendo todos los ingredientes hasta obtener un bollo suave. Cuando esto sea así, lo tapamos con un paño y dejamos que leve durante 1 hora, hasta que más o menos doble su tamaño.
Mientras leva la masa hacemos el relleno. Para ello en una sartén con un poco de aceite pochamos la cebolla cortada finamente. Cuando este transparente añadimos las espinacas y las rehogamos. Lo sacamos de la sartén y las mezclamos con la ricota. Salpimentamos a gusto y agregamos un puñado de queso parmesano.
Pasado ese tiempo desgasificamos la masa, y la estiramos dándola forma redonda. La ponemos en una placa de horno untada con aceite y colocamos el relleno. Cuando esté bien esparcido lo rociamos con un poco de aceite de oliva, lo cerramos con un repulgue y lo horneamos a una temperatura media de entre 180 a 200ºC, hasta que la masa este bien cocida y dorada.
Sacamos la scaccia del horno y ya sólo nos queda disfrutar, porque es un auténtico placer.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.