Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Salsa tzatziki

Salsas
Plato frío
Internacional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
pepino ( 1, mediano ) pepino 1, mediano
yogur ( 125 gr., tipo griego ) yogur 125 gr., tipo griego
ajo ( 1 diente ) ajo 1 diente
perejil fresco ( 1 cucharada, picado ) perejil fresco 1 cucharada, picado
aceite de oliva aceite de oliva
zumo de limón zumo de limón
sal sal
Ocultar 4 personas
pepino ( 1, grande )
yogur ( 250 gr., tipo griego )
ajo ( 1 diente )
perejil fresco ( 2 cucharadas, picado )
aceite de oliva
zumo de limón
sal
Ocultar 6 personas
pepino ( 2 )
yogur ( 375 gr., tipo griego )
ajo ( 1 diente )
perejil fresco ( 3 cucharadas, picado )
aceite de oliva
zumo de limón
sal

Descripción

Una salsa de yogur y pepino. A primera vista puede parecer que los dos ingredientes básicos de esta receta no sean la combinación perfecta. Pues que no te escuche ningún comensal griego porque ésta es una receta básica de su gastronomía y, por supuesto, está riquísima. También se prepara en otros países como en Turquía (puede que alguna vez la hayas probado en sus típicos kebab, que son muy comunes en España). En Grecia la suelen servir como aperitivo pero hay muchas posibilidades: combinada con carne, con verduras frescas, con pan de pita, en ensaladas o bocadillos… Pruébala y verás como te encanta. Su toque ácido hará que sea tu alternativa ideal para aliñar cualquier plato.    

Paso 1:

Pela el pepino y rállalo fino. Un truco para escurrir el líquido que suelta: envuelve lo que has rallado en un paño y retuércelo con firmeza para que el líquido se quede en el paño. Después, echa un poco de sal y ponlo en un cuenco.

Paso 2:

Retira el germen del diente de ajo (para ello pártelo por la mitad y retira la parte verde, lo que suavizará mucho su sabor).  Y el ajo sin germen májalo con un poco de sal, es decir, aplástalo en un mortero hasta que consigas que te quede una pasta fina. Mezcla con el pepino rallado y el yogur griego (su gran cremosidad le dará a la salsa una buena consistencia). Pon a tu gusto pimienta negra y un chorrito de aceite. También un poquito de zumo de limón y el perejil picado. Remueve muy bien con una cuchara hasta conseguir que la mezcla sea homogénea. Prueba un poco y rectifica el punto de sal y de pimienta si hace falta.

Presentación:

Sirve la salsa fría o a temperatura ambiente en un cuenco pequeños. Lo puedes decorar con hojas de perejil que te hayan sobrado o tallos de cebollino. Y, por supuesto, no te olvides de poner algo con lo que acompañar esta deliciosa crema y poder ‘mojar’.

Trucos:

En lugar de perejil puedes usar menta fresca, muy bien picadita y el resultado será mucho más refrescante.

 

 

 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.