Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Salmón con ensalada de remolacha y arroz salvaje

Pescados y mariscos
Plato caliente, Plato único, Segundo plato
Ligera, Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
salmón ( 300 gr ) salmón 300 gr
arroz de grano largo ( 60 gr ) arroz de grano largo 60 gr
arroz salvaje ( 40 gr ) arroz salvaje 40 gr
remolacha ( 1 ud ) remolacha 1 ud
limón limón
perejil fresco perejil fresco
aceite de oliva vírgen extra aceite de oliva vírgen extra
vinagre de jerez vinagre de jerez
sal sal
pimienta negra pimienta negra
Ocultar 4 personas
salmón ( 600 gr )
arroz de grano largo ( 120 gr )
arroz salvaje ( 80 gr )
remolacha ( 2 uds )
limón
perejil fresco
aceite de oliva vírgen extra
vinagre de jerez
sal
pimienta negra
Ocultar 6 personas
salmón ( 900 gr )
arroz de grano largo ( 180 gr )
arroz salvaje ( 100 gr )
remolacha ( 3 uds )
limón
perejil fresco
aceite de oliva vírgen extra
vinagre de jerez
sal
pimienta negra

Descripción

El sabor salado y untuoso del salmón se complementa estupendamente con el dulzor terroso de la remolacha. Para refrescar y aligerar la mezcla, nada mejor que una base de arroz en ensalada con abundante perejil fresco. Et voilá! Un plato de salmón con ensalada de remolacha y arroz salvaje buenísimo y equilibrado.

Paso 1:

Echa abundante agua en un cazo y ponlo a fuego alto hasta que empiece a hervir. Echa entonces el arroz salvaje y cocínalo durante 35 minutos. Cuando sólo le falte el tiempo que tarda en cocinarse el arroz de grano largo (habitualmente 20 minutos, pero comprueba las instrucciones que aparezcan en el paquete; en este caso, sería cuando el arroz salvaje llevara 15 minutos cocinándose y le faltaran 20 para completar los 35), añádelo a la olla. Vigila que en ningún momento le falte agua y, si hay que añadirle más, que sea caliente (mete una jarra de agua en el microondas para acelerar el proceso). Cuando ambos arroces estén tiernos, cuélalos, enjuágalos con agua fría para cortar la cocción y escúrrelos.

Paso 2:

Si no adquieres la remolacha ya cocida, tendrás que cocinarla. Hiérvela sin pelar durante 20 minutos en una olla de agua hirviendo con una cucharada de sal y otra de azúcar. Transcurrido el tiempo de cocción, sácala e introdúcela en un recipiente grande lleno de agua con hielo. Cuando se haya enfriado lo suficiente para que puedas manipularla, pélala y córtala en dados.

Paso 3:

Asegúrate de que el salmón está desescamado, libre de espinas y cortado en raciones. Echa unas gotas de aceite de oliva virgen extra en una sartén antiadherente y ponla al fuego. Cuando se caliente, echa el salmón y empieza a cocinarlo comenzando siempre con la parte de la piel en contacto con el fondo de la sartén. Ponlo a punto de sal y sazónalo exprimiento zumo de limón al gusto encima. Cuando el salmón esté hecho y ligeramente tostado en su superficie, retíralo.

Presentación:

 Dispón una cama de arroz salvaje y daditos de remolacha con hojas de perejil fresco. Aliña con aceite de oliva virgen extra, vinagre de jerez, sal y pimienta negra y remueve. Coloca encima el salmón recién hecho y decóralo con más perejil verde y fresco. Sirve tu plato de salmón con ensalada de remolacha y arroz salvaje sin demora y a disfrutar.

Sugerencia:

Un paquete de la mezcla de 3 arroces de la gama Delicious de DIA solucionará de un plumazo el problema de tener que buscar arroces diferentes y ajustar los tiempos de cocción. Para elaborar el arroz de tu salmón con ensalada de remolacha y arroz salvaje sigue las instrucciones del paquete y despreocúpate.

En Demos la vuelta al día: Salmón, el fabuloso pez de mar y río 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.