Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Rosquilletas valencianas

Panes y masas

Ingredientes:

Ocultar 10 personas
400 gr. harina.
125 ml. agua tibia.
45 gr. levadura panadero.
100 ml. aceite.
125 ml. agua tibia.
sal fina.
opcional: sal en escamas, pipas, sésamo, pasas, etc.

Descripción

Os voy a decir cómo preparar unas ricas rosquilletas valencianas. Para los que no sepan de lo que hablo, os diré que las rosquilletas valencianas es lo mismo que si os hablo de picos, colines o palitos de pan, ya que en cada comunidad o lugar se les llama de una manera, pero el alimento es el mismo. Esta receta, como bien pone en su nombre, es originaria de valencia pero ya está muy extendida por toda la geografía española.
Lo primero que vamos hacer, como siempre, es medir y pesar todos los ingredientes. Los pondremos en el banco de trabajo o mesa para empezar la receta.
En un bol desmenuzaremos la levadura y la disolveremos en el agua tibia.
Seguidamente añadiremos el aceite, la sal fina a la harina y la incorporaremos al bol.
Ahora nos quitaremos los anillos y procederemos a unir todos los ingredientes con las manos, o si preferís con una espátula o las palas de amasar de la máquina, hasta formar una masa uniforme que no se pegue en las manos.
A continuación, haremos una bola y la dejaremos reposar tapada durante 2 horas o hasta que doble su volumen.
Pasado este tiempo procederemos a realizar nuestras rosquillas, primero amasaremos la bola, y la cortaremos en porciones de tamaño al gusto, a mi me gustan largas y finas, pero cada cual que haga lo que quiera, incluso planas.
Para ello untaremos de aceite las zona de la encimera donde vamos a trabajar.
Precalentaremos el horno a 180º C.
Luego cogeremos una porción y empezaremos a rodarla por la zona aceitada como si estuviésemos usando plastilina. Presionaremos a la vez que rodamos hacia delante y atrás. Cuanto más larga la queramos, rodaremos mas y mas.
Una vez alcanzado el largo y el grosor deseado, distribuiremos las rosquillas en la bandeja del horno dejando espacio entre ellas para que no se peguen.
Introduciremos la bandeja en el horno y bajaremos la temperatura a 160º C. Hornearemos unos 25-35 minutos dependiendo del grosor, o hasta que estén doradas.
Seguiremos el mismo proceso hasta terminar con la masa, pero además les podemos dar un toque personal. Si las queremos saladitas, las podemos pintar con agua y añadir escamas de sal, de esta forma la sal se quedará pegada.
Si os gusta el sésamo o las pipas, podemos añadir un puñadito antes de moldear, de esta forma las semillas se distribuirán por dentro y fuera de la rosquilla.
Una vez horneadas, las dejaremos enfriar y listas para comer. Ya sean solas, acompañando ensaladillas, de aperitivo, merienda…
Yo recuerdo de pequeña de llevar una bolsita de rosquilletas valencianas al cole para comer el recreo, dependiendo de la panadería pueden tener diferentes sabores, etc., ¡todas buenísimas!

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.