Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Risotto de marisco con salmonetes

Arroces y pastas
Entrantes, Plato caliente, Plato único
Ocasiones especiales

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
arroz de grano redondo ( arborio 150 gr ) arroz de grano redondo arborio 150 gr
cebolla ( 1/2 ud ) cebolla 1/2 ud
vino blanco ( 100 ml ) vino blanco 100 ml
caldo de pescado ( 500 ml ) caldo de pescado 500 ml
mantequilla ( 1 cucharada ) mantequilla 1 cucharada
salmonetes ( 4 ud ) salmonetes 4 ud
langostinos ( 6 ud ) langostinos 6 ud
mejillones ( 6 ud ) mejillones 6 ud
perejil fresco perejil fresco
aceite de oliva aceite de oliva
sal sal
pimienta negra pimienta negra
Ocultar 4 personas
arroz de grano redondo ( arborio 300 gr )
cebolla ( 1 ud )
vino blanco ( 200 ml )
caldo de pescado ( 1 l )
mantequilla ( 2 cucharadas )
salmonetes ( 8 ud )
langostinos ( 12 ud )
mejillones ( 12 ud )
perejil fresco
aceite de oliva
sal
pimienta negra
Ocultar 6 personas
arroz de grano redondo ( arborio 450 gr )
cebolla ( 1 y 1/2 ud )
vino blanco ( 300 ml )
caldo de pescado ( 1 l 500 ml )
mantequilla ( 3 cucharadas )
salmonetes ( 12 ud )
langostinos ( 18 ud )
mejillones ( 18 ud )
perejil fresco
aceite de oliva
sal
pimienta negra

Descripción

Los risottos marineros parece que van a cola en popularidad porque, al ser el parmesano la guinda de este tipo de arroz, no termina de cuajar en nuestra cultura la combinación de queso y pescado. Para no ser demasiado vanguardistas, en este risotto de marisco con salmonetes se prescinde del queso pero a cambio se le viste con numerosos frutos del mar para que los sabores frescos, salinos y audaces reposen sobre una cómoda y cremosa cama de arroz. Por su parte, el salmonete contiene proteínas de alto valor biológico, es una fuente de yodo y no es graso como los pecados azules. Combínalos sin miedo y disfruta del contraste de sabores mientras nutres saludablemente tu organismo.

Paso 1:

Prepara la mise en place, esto es, prepara todos los ingredientes de la manera en la que posteriormente vas a cocinarlos. Limpia de tripas y desescama los salmonetes o pídele a tu pescadero que lo haga. Lamina el ajo y corta la cebolla en brunoise, es decir, en daditos pequeños. Pica las hojitas de perejil. Pon el caldo de pescado a calentar en un cazo a fuego medio; debe estar caliente cuando lo uses, pero no te excedas con la temperatura o en algún despiste puede empezar a hervir y desbordarse. Echa el vino en un vaso y ponlo a calentar en el microondas.

Paso 2:

En una cazuela amplia de fondo grueso echa la mantequilla y un chorrito de aceite de oliva para que no se queme y ponla a fuego medio. En cuanto se derrita la mantequilla, añade la cebolla y póchala hasta que adquiera un tono transparente.

Paso 3:

Echa el arroz y remuévelo durante dos minutos para que se impregne bien de mantequilla y se tueste muy ligeramente. Agrega después el vaso de vino caliente y comienza a remover. Esa es la técnica del risotto: remover constantemente mientras el arroz se hidrata y se cuece para que suelte el almidón y consiga esa textura melosa tan irresistible. Cuando el vino se haya reducido, comienza a echar el caldo muy poco a poco, a cacitos, removiendo continuamente y no añadiendo más líquido hasta que haya absorbido buena parte del anterior. Este proceso puede prolongarse de diez a veinte o incluso a treinta minutos: depende mucho del tipo de arroz. Sabrás que está hecho cuando se quede tierno pero al dente y resulte jugoso pero ni caldoso ni seco. Retíralo del fuego, tápalo y déjalo reposar un máximo de 5 minutos.

Paso 4:

En ese tiempo, calienta a fuego vivo una sartén con un chorro de aceite y saltea los ajos laminados hasta que adquieran un color doradito. Añade entonces los lomos de salmonete o los salmonetes enteros, según el tamaño; los langostinos y los mejillones. Déjalos hacerse a la plancha durante un par de minutos, vuelta y vuelta. Retíralos del fuego.

Presentación:

Sirve tu risotto de marisco con salmonetes en plato hondo. Vierte una ración de arroz suave y meloso y reparte por encima los salmonetes, los langostinos, los mejillones y las láminas de ajo, que tendrán un aspecto tostado y crujiente. Espolvorea con hojas de perejil picadas para darle un toque de verdor y frescor y a comer antes de que se enfríe.

Sugerencia:

Dale un toque diferente a tu risotto de marisco con salmonetes utilizando los mejillones en escabeche de la línea Delicious de DIA. Regálate el paladar con este pequeño giro a tu receta.

Alternativas:

Prueba a sustituir los salmonetes por truchas. Aunque de sabor y propiedades muy distintos, también obtendrás un plato con un toque único.

En Demos la vuelta al día: Como hacer un buen risotto: 7 secretos

En Demos la vuelta al día: Las 7 mejores maneras de arruinar un buen arroz

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.