Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Risotto de champiñones con pollo al horno

Arroces y pastas, Aves
Plato caliente, Plato único, Primer plato
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 6 personas
6 pechugas de pollo
sal y pimienta
pimentón
aceite de oliva
tomillo
zumo de limón

para el risotto:
1/2 kg de arroz largo
500 gr de champiñones
1/2 l de caldo de pollo
3 cucharadas de aceite de oliva
20 ml de vino blanco
queso parmesano rallado
sal
pimienta
1 nuez de mantequilla

Descripción

Este risotto de champiñones con pollo al horno es un plato delicioso que encantará a todos aquellos a los que se lo presentes. El risotto, al igual que todos, tiene su trabajo hacerlo porque hay que estar muy pendiente y removerlo bien para que el arroz quede en el punto justo, pero queda muy rico. Este es de estos platos que el esfuerzo ya sabes que vale la pena según has empezado a hacerlo.

Ponemos a calentar el horno a una temperatura de 180º.
Mientras hacemos el aliño del pollo, juntando en un cuenco el zumo de limón, la sal, la pimienta negra recién molida, el pimentón, el tomillo y un buen chorro de aceite. Lo mezclamos bien y embadurnamos con ello las pechugas de pollo, dejándolas macerar mientras se calienta el horno.
Una vez el horno esté bien caliente, ponemos las pechugas en una fuente, bañadas por el aliño, y las metemos en el horno.
Mientras se hace el pollo, hay que picar la cebolla dejándola lo más finita posible y colocarla en una cacerola junto con los champiñones y un poco de aceite. Cuando esté bien dorado todo, se echa el vino en la cacerola y se deja reducir durante unos 15 minutos más o menos. En este tiempo, se va calentado el caldo en el microondas.
Pasado un cuarto de hora más o menos, se añade el arroz a la cacerola y se sofríe un poco con el pollo y la cebolla hasta que cambie de color. No te olvides de echar un ojo a las pechugas de vez en cuando, untándolas con el aliño.
Entonces, se van añadiendo cucharones de caldo conforme el arroz las va consumiendo, y así hasta terminar con él. Para esto hay que remover bien con una cuchara de madera hasta que el caldo se evapore y, entonces, se echa otro cucharón. Además, se añade la sal al gusto y la mantequilla una vez está listo el risotto, y se mezclan bien.
Más o menos se terminará de hacer el risotto al mismo tiempo que el pollo del horno.
A la hora de servir, ponemos en cada plato una buena cantidad de risotto de champiñones con unas lascas de queso parmesano y perejil picado, poniendo encima una de las pechugas de pollo al horno.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.