Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Red velvet cupcakes con crema de chocolate blanco

Postres y dulces
Postre
Internacional, Para niños

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
harina ( 140 gr ) harina 140 gr
sal ( una pizca ) sal una pizca
cacao ( en polvo, 1 cucharada ) cacao en polvo, 1 cucharada
mantequilla ( 60 gr ) mantequilla 60 gr
azúcar ( 170 gr ) azúcar 170 gr
huevos ( 1 grande ) huevos 1 grande
esencia aroma de vainilla ( media cucharita ) esencia aroma de vainilla media cucharita
leche ( entera, 120 ml. ) leche entera, 120 ml.
colorante alimentario ( rojo, 1 cucharada ) colorante alimentario rojo, 1 cucharada
vinagre de vino blanco ( media cucharita ) vinagre de vino blanco media cucharita
bicarbonato ( media cucharita ) bicarbonato media cucharita
mantequilla ( 220 gr ) mantequilla 220 gr
azúcar glas ( 165 gr ) azúcar glas 165 gr
chocolate blanco ( 150 gr ) chocolate blanco 150 gr
Ocultar 4 personas
harina ( 280 gr )
sal ( media cucharita )
cacao ( en polvo, 2 cucharadas )
mantequilla ( 115 gr )
azúcar ( 340 gr )
huevos ( 2 grandes )
esencia aroma de vainilla ( 1 cucharita )
leche ( entera, 240 ml. )
colorante alimentario ( rojo, 2 cucharadas )
vinagre de vino blanco ( 1 cucharita )
bicarbonato ( 1 cucharita )
mantequilla ( 440 gr )
azúcar glas ( 330 gr )
chocolate blanco ( 300 gr )
Ocultar 6 personas
harina ( 420 gr )
sal ( 1 cucharita )
cacao ( en polvo, 3 cucharadas )
mantequilla ( 175 gr )
azúcar ( 510 gr )
huevos ( 3 grandes )
esencia aroma de vainilla ( 2 cucharitas )
leche ( entera 340 ml. )
colorante alimentario ( rojo, 3 cucharadas )
vinagre de vino blanco ( 2 cucharitas )
bicarbonato ( 2 cucharitas )
mantequilla ( 660 gr )
azúcar glas ( 500 gr )
chocolate blanco ( 450 gr )

Descripción

Dicen que su textura es puro terciopelo, de ahí su nombre. Y sin duda este postre –muy típico en los países anglosajones – es toda una delicia. Según la leyenda, las primeras recetas datan del siglo pasado, y ahora está más de moda que nunca. Para elaborar estas red velvet cupcakes con crema de chocolate blanco no necesitarás extraños ingredientes o utensilios… solo te separan de ellas unos minutos, así que… ¡Manos a los fogones!

Paso 1:

Pon a precalentar el horno a 175º C. En un bol tamiza la harina, la sal y el cacao (es decir, pasa estos ingredientes secos por un colador de trama fina o tamiz para que se aireen y evitaremos grumos)

Paso 2:

La mantequilla con la que vamos a empezar a trabajar debe estar a temperatura ambiente (así que mejor sácala unas horas antes de la nevera para que se pueda batir sin problemas).  Entonces bátela hasta que te quede una especie de crema suave y añade el azúcar. Continúa batiendo hasta conseguir una mezcla esponjosa y homogénea (serán unos 2 o 3 minutos al menos). Incorpora a tu masa los huevos de uno en uno  -batiendo bien después– y el aroma de vainilla. Todo debe quedar bien mezclado.

Paso 3:

Mezcla la leche con el colorante rojo, removiendo bien. Ahora, con la batidora a baja velocidad, añade un tercio de la mezcla de leche, después un tercio de la harina… ve repitiendo la operación hasta que lo hayas integrado todo.

Paso 4:

En una taza pequeña, mezcla el vinagre blanco con el bicarbonato. Deja que la mezcla haga un poco de efervescencia y rápidamente súmala a la masa. Repártela en moldes de papel para magdalenas y hornea durante unos 30 minutos, o hasta que al insertar un palillo en su interior salga limpio. Deja reposar en el molde unos minutos y después sobre una rejilla hasta que se hayan enfriado bien.

Paso 5:

Ahora vamos con la crema de chocolate blanco. En un bol, pon la mantequilla (también a temperatura ambiente) y con una batidora de varillas remueve a velocidad media hasta que quede cremosa (como si fuera…¡pasta de dientes!). Sin dejar de batir, ve añadiendo el azúcar glas (si lo has tamizado previamente mucho mejor). Hazlo poco a poco y a cucharadas.

Paso 6:

La crema cogerá consistencia y se aclarará un poco. En ese momento añade si quieres algún toque de colorante rojo (solo unas gotas). Por otro lado, funde el chocolate blanco en el microondas (o si te apetece puede ser negro o con leche) y déjalo templar un poco. Entonces agrégalo y remueve bien.

Paso 7:

El último paso depende de tu creatividad. Decora tus pastelitos ayudándote de una espátula o cuchara y si tienes una manga pastelera, ¡mucho mejor!

Presentación:

Puedes poner sobre tus red velvet cupcakes con crema de chocolate blanco un poco de miguitas rojas del bizcocho, o decorar con otros tipos de adornos de repostería.

Truco:

A la hora de hacer cupcakes y magdalenas te vendrá bien repartir la masa con una cuchara grande de helado (te quedará más exacto y mancharás menos) y dejas enfriar los pastelitos recién salidos del horno sobre una rejilla. Así el molde de papel no se desprenderá. Para fundir el chocolate blanco, hazlo directamente en el microondas: córtalo en trozos, calienta 10 segundos y remueve. Repite hasta que esté en su punto.

Sugerencia:

Prueba a hacer esta receta con la mantequilla marca DIA, con el sabor y la untuosidad de la mejor mantequilla. Y te damos un consejo: si olvidaste sacar de la nevera la mantequilla para que esté a temperatura ambiente, métela en el microondas a intervalos de 10 segundos –para que no llegue a derretirse– y remueve con una cuchara o tenedor.

 

 

En Demos la vuelta al día encontrarás muchas más recetas de cupcakes. 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.