Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Berenjenas fritas con miel

Verduras y frutas
Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Ligera, Para niños, Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
berenjena ( media grande o 1 ud, pequeña ) berenjena media grande o 1 ud, pequeña
harina ( 150 gr. ) harina 150 gr.
cerveza ( medio botellín o lata ) cerveza medio botellín o lata
sal sal
aceite de oliva ( para freír ) aceite de oliva para freír
miel ( un chorrito ) miel un chorrito
Ocultar 4 personas
berenjena ( 1 ud., grande )
harina ( 300 gr. )
cerveza ( 1 lata o botellín )
sal
aceite de oliva ( para freír )
miel ( un chorrito )
Ocultar 6 personas
berenjena ( 2 uds. )
harina ( 450 gr. )
cerveza ( una lata y media o 2 botellines )
sal
aceite de oliva ( para freír )
miel ( un chorro )

Descripción

Una receta sencilla, económica y deliciosa. Se trata de un plato típico andaluz, consumido fundamentalmente en Córdoba, Granada y Jaén… aunque sus ingredientes (berenjena y miel) no pueden esconder su origen andalusí. Es un plato ideal para tomar como picoteo, pero también como acompañamiento… ¿Por qué no sustituyes las patatas fritas con las que acompañas la mayor parte de tus cenas por estas riquísima receta de berenjenas fritas con miel? ¡Acertarás! 

Paso 1:

Lava la berenjena y cortada en rodajas finitas. Ponles sal con generosidad por ambos lados y extiende las rodajas en un plato o bandeja de forma que quepan todas, por encima de un papel absorbente. Deja que reposen durante 15 o 20 minutos. De esta forma, la sal absorberá buena parte del agua de la berenjena, lo que facilitará que tras la fritura, queden bien crujientes.

Paso 2:

Pasado ese tiempo, con la ayuda de un pincel, un paño u otro trozo de papel absorbente, limpia las rodajas de berenjena para quitar el exceso de sal. 

Paso 3:

En un bol amplio, donde rebozarás tus berenjenas, pon la mitad del harina. Añade la cerveza mientras vas mezclando hasta obtener un rebozado cremoso y un poco líquido, pero no demasiado aguado…. de forma que lo ideal, hasta encontrar la textura deseada, es ir añadiendo la cerveza poco a poco y removiendo con la harina. No obstante, en el peor de los casos siempre podrás rectificar con un poco más de harina.

Paso 4:

Calienta el aceite en una sartén. Mientras va cogiendo temperatura, pasa las berenjenas por la harina que tenías reservada a parte y retira el exceso dándoles suaves golpecitos. Rebózalas después por la mezcla de harina y cerveza y fríelas hasta que estén bien doraditas y crujientes. Si quedaran crujientes pero no doradas, sube un poco el fuego, y si sucediera al revés, bájalo un poco. Retíralas a un papel absorbente.

Presentación:

Sirve tus berenjenas en una bonita fuente con un hilo de miel por encima. ¡Irresistibles!.

Sugerencia:

Prueba a preparar esta receta de berenjenas fritas con miel abriendo un botellín de cerveza marca DIA. Es rubia, lager, es decir, muy suave de sabor... te recomendamos que tengas un par de botellines: uno para cocinar, para tomarte junto a un aperitivo que puedes degustar mientras cocinas.

En Demos la vuelta al día también: 

-Recetas con berenjenas

-Rebozados crujientes... sin secretos

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.