Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Quiche Lorraine

Panes y masas
Plato caliente
Internacional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
bacón o panceta ( 100 gr. ) bacón o panceta 100 gr.
cebolla ( 50 gr. ) cebolla 50 gr.
garbanzos ( 150 gr. ) garbanzos 150 gr.
huevos ( 2 uds. ) huevos 2 uds.
nata para cocinar ( 125 ml. ) nata para cocinar 125 ml.
pimienta blanca ( 1 pizca ) pimienta blanca 1 pizca
queso semicurado ( 100 gr., rallado ) queso semicurado 100 gr., rallado
sal ( una pizca ) sal una pizca
masa quebrada ( 200 gr. ) masa quebrada 200 gr.
Ocultar 4 personas
bacón o panceta ( 200 gr. )
cebolla ( 100 gr. )
garbanzos ( 300 gr. )
huevos ( 4 uds. )
nata para cocinar ( 250 ml. )
pimienta blanca ( 1 pizca )
queso semicurado ( 200 gr., rallado )
sal ( una pizca )
masa quebrada ( 400 gr. )
Ocultar 6 personas
bacón o panceta ( 300 gr. )
cebolla ( 150 gr. )
garbanzos ( 450 gr. )
huevos ( 6 uds. )
nata para cocinar ( 375 ml. )
pimienta blanca ( 1 pizca )
queso semicurado ( 300 gr., rallado )
sal ( una pizca )
masa quebrada ( 600 gr. )

Descripción

La Quiche Lorraine es la tarta salada por excelencia. Una receta sencilla que brillará en cualquier celebración, cumpleaños o reunión de amigos.

Paso 1:

Estira la masa quebrada y colócala sobre el molde donde vayas a realiza la quiche, ajustándola bien y cortando el sobrante. Existen moldes especiales para las quiches con los bordes rizados. El resultado será mucho más bonito, aunque se puede utilizar cualquier otro. También puedes elegir entre un molde grande, para hacer una única quiche, de la que se irán partiendo porciones, y otros individuales. Éstos últimos, serán un éxito asegurado cuando tengas invitados.

Paso 2:

Pincha la masa con el tenedor, pon un poco de papel de aluminio y coloca los garbanzos secos. Este es el mejor truco para que la masa no suba al cocerla en el horno.

Mete al horno, previamente precalentado a 170° centígrados, y hornea durante, aproximadamente, unos 10 minutos. Sácalo en ese momento, retira el papel de aluminio con los garbanzos, y vuelve a introducirlo en el horno otros cinco minutos. Saca y reserva.

Paso 3:

Por otro lado, en una sartén con un poco de aceite rehoga la cebolla cortada en plumas finas. Cuando esté translúcida añade el bacón cortado en tiritas y sofríe unos 5 minutos hasta que suelte bien la grasa. Escurre el aceite.

Calienta un poco la nata, y añade los huevos, la sal, la pimienta y batir.

Paso 4:

Sobre la base de la masa, pon el bacón salteado con la cebolla. Añadir la mezcla de nata y huevos, el queso rallado, y mete en el horno a 180° unos 30 minutos.

La quiche Lorraine estará lista cuando la pinches con un cuchillo o aguja gorda y salgan limpios. ¡Así de sencillo!

Presentación:

Desmolda con sumo cuidado la quiche y ponla sobre una bandeja si es grande, o sobre un platito pequeño si es individual. Generalmente se toma fría, pero, si no puedes esperar… ¡templada también está exquisita!.

Truco ahorro:

Los garbanzos que utilices para meter en el horno y que no suba la masa quebrada, se tostarán estando crudos y ya no podrás utilizarlos para nada… lo cual no significa que tengas que tirarlos. Guárdalos en una bolsita aparte, para la próxima vez que hagas una quiche o una tarta de frutas.

Curiosidad:

La palabra “quiche”, proviene de la palabra alemana “Kuchen”, que significa tarta. La quiche Lorraine es una tarta salada originaria de la región francesa de Lorena, en el noreste de Francia, ya fronterizo con Alemania. Esta receta, con su nombre original, surgió en el siglo XVI, aunque se cree que ya se preparaba en la Edad Media. En su origen, no se rellenaba más que con huevos, nata y, como mucho, queso. El bacón, característico de la receta actual, no llegaría hasta el siglo XIX.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.