Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Postre de mandarina sin azúcar

Postres y dulces
Postre
Ligera, Para niños

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
mandarina ( 2 uds ) mandarina 2 uds
mandarina ( piel 1 ud ) mandarina piel 1 ud
huevos ( 1 yema ) huevos 1 yema
maicena o almidón de maíz ( 1 cucharada rasa ) maicena o almidón de maíz 1 cucharada rasa
estevia ( 1/2 cucharadita ) estevia 1/2 cucharadita
Ocultar 4 personas
mandarina ( 4 uds )
mandarina ( piel 2 uds )
huevos ( 2 yemas )
maicena o almidón de maíz ( 2 cucharadas rasas )
estevia ( 1 cucharadita )
Ocultar 6 personas
mandarina ( 6 uds )
mandarina ( piel 3 uds )
huevos ( 3 yemas )
maicena o almidón de maíz ( 3 cucharadas rasas )
estevia ( 1 y 1/2 cucharadita )

Descripción

Este postre de mandarina sin azúcar es ideal para la época post navideña. Además de combatir un poco los excesos sin renunciar a un capricho dulce, es una receta que te permitirá aprovechar una de las frutas estrella de la temporada de una manera original que conquistará el paladar de todos los comensales. ¡Y queda preciosa en la mesa!

Paso 1:

La mayor dificultad de esta elaboración reside en la delicadeza con la que hay que manipular la mandarina. Comienza cortando la parte superior de las mandarinas como si les quitases una “tapa”. Es muy importante hacerlo con cuidado para que quede un corte limpio. 

Paso 2:

Saca los gajos del interior de la mandarina sin romper la piel, ya que será el recipiente en el que serviremos este postre. Si te resulta demasiado complicado hacerlo con la mano, siempre puedes ayudarte de una cucharilla de postre de bordes lo más finos posible. No tengas prisa y tómate tu tiempo: lo fundamental es que no se rompan ni la piel ni los gajos.

Paso 3:

Exprime los gajos de las mandarinas que has vaciado. Ralla la piel de las mandarinas extra y, una vez estén sin piel, exprímelas también. Cuela el zumo por si tuviera alguna semilla o resto sólido que pudiera alterar la textura del postre.

Paso 4:

Casca los huevos en una superficie diferente al recipiente en el que los vas a verter. Separa las yemas de las claras y guarda estas últimas para alguna elaboración diferente (se pueden congelar sin problemas).

Paso 5:

En un bol aparte, echa la maicena, la stevia y un poco de zumo de mandarina. Añade las yemas de huevo que has separado previamente y remueve muy bien para amalgamarlo todo de forma homogénea.

Paso 6:

Pone el zumo de mandarina que queda en una olla a fuego medio. Cuando esté caliente, sin llegar a hervir, añade la mezcla de maicena y remueve cuidadosamente, vigilando que no se agarre al fondo de la olla hasta que espese. 

Paso 7:

Cuando la mezcla haya espesado, retira la olla del fuego para que se enfríe y repose un poco. A continuación, rellena la piel de las mandarinas vaciadas con ella y mételas en la nevera unas horas para que se enfríen completamente.

Presentación:

Sirve este postre de mandarina sin azúcar tras unos minutos de reposo fuera de la nevera para que se atempere. Puedes decorarlo espolvoreando un poco de canela molida por encima.

Sugerencia:

Para este postre de mandarina sin azúcar puedes sustituir perfectamente la stevia por cualquier otro tipo de edulcorante, como el edulcorante líquido de DIA.

En Demos la vuelta al día: Cómo aprovechar las claras de los huevos

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.