Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Piruletas de chocolate y galleta - vídeo receta

Postres y dulces
Postre
Moderna, Para llevar, Para niños
Especificaciones: 
Necesitarás palos de helado

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
queso cremoso ( 50 gr. ) queso cremoso 50 gr.
crema de cacao ( 50 gr. ) crema de cacao 50 gr.
fresas ( 2 uds. ) fresas 2 uds.
kiwi ( medio ) kiwi medio
aceite de girasol ( 1 cucharilla ) aceite de girasol 1 cucharilla
galletas ( tipo maría, 8 uds. ) galletas tipo maría, 8 uds.
chocolate negro ( 200 gr. ) chocolate negro 200 gr.
Ocultar 4 personas
queso cremoso ( 100 gr. )
crema de cacao ( 100 gr. )
fresas ( 3 uds. )
kiwi ( 1 ud. )
aceite de girasol ( 1 cucharada )
galletas ( tipo maría, 16 uds. )
chocolate negro ( 400 gr. )
Ocultar 6 personas
queso cremoso ( 150 gr. )
crema de cacao ( 150 gr. )
fresas ( 5 uds. )
kiwi ( uno y medio )
aceite de girasol ( 2 cucharadas )
galletas ( tipo maría, 24 uds. )
chocolate negro ( 600 gr. )

Descripción

Una receta fácil, rica y super divertida. Estas piruletas de chocolate y galleta te permitirán hacer mil y una combinaciones de relleno y, sobre todo, con los adornos y toppings. Es una elaboración perfecta para cocinar en familia... ¡los niños pasarán un rato muy divertido ayudándote a prepararlas!.

 

 

Paso 1:

En primer lugar lava las fresas con cuidado de no dañarlas, sécalas ligeramente con la ayuda de un paño de cocina limpio o de un papel absorbente. Retira el tallo y pícalas en daditos pequeños. Pela el kiwi y pícalo también en daditos pequeños. Reserva por separado.

Paso 2:

Por otro lado, parte el chocolate en trozos tan pequeños como puedas. Derrite el chocolate al baño María o en el microondas. Si lo haces al baño María la única precaución que tienes que tomar es tener cuidado de que no entre nada de agua, ni una gota, en el recipiente del chocolate. Para fundirlo en el microondas, pon el chocolate en un bol y ponlo en el microondas durante 30 segundos a media potencia. Sácalo, muévelo con la ayuda de una espátula o lengua de silicona y vuelve a ponerlo en el microondas a media potencia durante otros 30 segundos. Sácalo y vuelve a moverlo y repite la operación tantas veces como sea necesaria hasta que el chocolate esté completamente derretido. Es importante que lo hagas así, poco a poco y siempre removiendo entre medias... si derritieras el chocolate de una sola vez y a más potencia, te arriesgas a que se queme en la superficie y no se disuelva bien.

Paso 3:

Añade el aceite de girasol al chocolate mientras está aún bien caliente y remueve bien para que se integre.

Paso 4:

Ahora, coloca la mitad de las galletas María sobre un plato. Moja el extremo de los palos de helado en el chocolate y colócalos sobre las galletas. Mete en la nevera durante 15 minutos para que se enfríe el chocolate y el palo de helado quede bien sellado a las galletas, es decir, bien firme y sujeto. También las puedes meter durante 5 minutos en el congelador.

Paso 5:

Extiende la otra mitad de las galletas sobre tu mesa de trabajo. Unta generosamente unas cuantas galletas con queso cremoso y otra tantas con crema de cacao... Ahora, pon trocitos de fresa y de kiwi sobre estos rellenos. Puedes mezclar las frutas o puedes hacer unas galletas con un sabor, y otras con otro. Al queso cremoso le va muy bien el kiwi y a la crema de cacao las fresas... aunque tú puedes hacer las combinaciones que más te gusten. Eso sí, reparte los trocitos de fruta de tal modo que dejes una línea que llegue hasta el centro de la galleta libre... es el espacio que ocupará el palo.

Paso 6:

Ahora une las dos partes de tus piruletas de chocolate y galleta de tal forma que tanto el relleno como el palo queden en la parte interior. Únelas con mimo y cuidado para que no se rompan. Aprieta ligeramente para que queden selladas.

Paso 7:

Sumerge las piruletas de chocolate y galleta entera, sin mojar el palo, en el chocolate derretido y decora con toppings al gusto... virutas de chocolate o caramelitos, mini ositos de gominola, caramelos de colores o, sencillamente dibuja unas líneas con un poco de chocolate blanco derretido. Deja enfriar de nuevo.

Presentación:

Coloca laspiruletas de chocolate y galleta dentro de una taza... una forma super original de presentarlas. En realidad, antes de que te hayas dado cuenta... ¡habrán desaparecido!.

Sugerencia:

A la hora de hacer tus piruletas de chocolate y galleta, no dudes en emplear el chocolate negro DIA, con todo el sabor del mejor chocolate... y, como es especial para postres se derrite perfectamente. Y para el relleno... no lo dudes: queso para untar DIA y crema de cacao de la nueva gama de productos gourmet, DELICIOUS. 

Alternativa:

Si quieres dar un regusto especial a estas piruletas de chocolate y galleta, sustituye el aceite de girasol por aceite de coco. Dará un toque de sabor diferente y muy original. Si haces esto, añade un poco de coco rallado al final, como topping de tus piruletas de chocolate y galleta... ¡verás que diferencia!.

En Demos la vuelta al día: Fundir chocolate... sin arruinarlo

En Demos la vuelta al día: Templar chocolate o temperar chocolate, ¿qué es?

En Demos la vuelta al día: Los 10 Mandamientos del buen repostero

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.