Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Pestiños

Postres y dulces
Postre
Ocasiones especiales, Para niños, Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
harina ( 125 gr. ) harina 125 gr.
sal ( 3 gr. ) sal 3 gr.
mantequilla ( 25 gr. ) mantequilla 25 gr.
aceite de oliva ( 15 ml. ) aceite de oliva 15 ml.
vino blanco ( 40 ml. ) vino blanco 40 ml.
agua ( 40 ml. ) agua 40 ml.
azúcar ( 75 gr. ) azúcar 75 gr.
miel ( 125 gr, ) miel 125 gr,
Ocultar 4 personas
harina ( 250 gr. )
sal ( 5 gr. )
mantequilla ( 50 gr. )
aceite de oliva ( 25 ml. )
vino blanco ( 80 ml. )
agua ( 80 ml. )
azúcar ( 150 gr. )
miel ( 250 gr. )
Ocultar 6 personas
harina ( 375 gr. )
sal ( 8 gr. )
mantequilla ( 75 gr. )
aceite de oliva ( 40 ml. )
vino blanco ( 120 ml. )
agua ( 120 ml. )
azúcar ( 225 gr. )
miel ( 375 gr. )

Descripción

Un clásico entre los clásicos. Un postre al que nadie dice que no porque, aunque es típico de la Semana Santa, apetece en cualquier época. Es ligero, un pequeño bocado que habrás probado en mil ocasiones y que es la típica receta que siempre nos recuerda a nuestras abuelas. De hecho, es un bocado de origen árabe que fue ‘bautizado’ como cristiano en los conventos y que ha ido pasando de una generación a otra con múltiples y deliciosas variaciones, pero ¿alguna vez lo has preparado? Este es tu momento. 

Paso 1:

Tamiza la harina sobre una mesa limpia, es decir, pásala por un colador de trama fina o tamiz para que quede suelta y aireada (es un buen truco para que no queden grumos). Entonces haz una especie de volcán y coloca en el centro de esa ‘montaña’ la sal, el vino, y el aceite con la mantequilla a temperatura ambiente (que esté blandita, que sea fácilmente manejable… también oirás hablar de mantequilla ‘en pomada’. Es lo mismo.)

Paso 2:

Amasa hasta conseguir una masa homogénea, que esté todo bien mezclado y que te quede bastante dura y consistente (puedes empezar con una cuchara o espátula y terminar de amasar con las manos). Déjala reposar al menos durante 20 minutos envuelta en un plástico. Después, estira la masa lo más fino que puedas y haz cuadrados. 

Paso 3: 

Con cada cuadradito, cierra dos puntas usando un poquito de agua como pegamento y colócalo encima de papel vegetal (papel de horno), impregnado antes con un poco de harina. 

Paso 4:

Vamos a por el almíbar: hierve el agua y el azúcar junto con la miel a fuego lento hasta que coja un poco textura, es decir, que se haya evaporado un poco de agua y te quede un pelín espeso.

Paso 5: 

Fríe los pestiños en aceite muy caliente. Escúrrelos y báñalos en el almíbar. Reserva hasta que se enfríen (si aguantas…) y ¡a degustar!  

Presentación:

Puedes presentarlos junto a algunos frutos rojos para dar un toque de color a un sabroso y típico dulce como éste. 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.