Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Pavo asado

Aves, Salsas
Segundo plato

Ingredientes:

Ocultar 12 personas
1 pavo ahumado de 4 a 5 kilos
1 lata grande de piña en almíbar
100 gr orejoes
100 gr de ciruelas pasas
1 litro de jugo de naranja
3 cucharadas soperas de caldo de pollo
1/2 barra de mantequilla

Descripción

Si hay algo que siempre he visto en las películas y que me ha dado una envidia terrible son esos grandes pavos asados que se comían el día de Acción de Gracias en América, porque tenían una pinta deliciosa. Con esta receta de pavo asado he conseguido preparar uno con la misma pinta, y el sabor, aunque no lo puedo comparar, seguro que lo iguala o supera. Imprescindible para celebrar cualquier ocasión especial.

Descongelamos el pavo y una vez que ya lo esté, le extraemos el pescuezo y las posibles vísceras que contenga en el interior. Lo colocamos en una bandeja para hornear y lo frotamos por fuera con mantequilla a la que hemos mezclado con una cucharada de concentrado de caldo de pollo. Si tiene pescuezo, podemos colocarlo a un lado junto al pavo para que se cocine también.
Ponemos a precalentar el horno a una temperatura de 200º centígrados durante unos 15 minutos.
Por otro lado batimos con una licuadora o batidora el jugo de naranja y las dos cucharadas de concentrado de caldo de pollo restantes y se lo agregamos al pavo, junto con las rodajas de piña sin el jugo, los orejones y las ciruelas.
Cubrimos todo con el papel de aluminio y lo metemos al horno para dejarlo que se haga por aproximadamente 2 horas, comprobando después de una hora que el líquido esté hirviendo y a partir de entonces lo iremos bañando cada 15 minutos con el caldo durante la siguiente hora. Si es necesario dejamos otra media hora porque el jugo debe alcanzar el grado de ebullición. Una vez que esto ha ocurrido podemos destapar el pavo para que se dore un poco.
El pavo asado puedes servirlo frio o caliente, pero lo que si te aconsejo es que lo acompañes con unas buenas manzanas asadas. Si no también lo puedes acompañar con un puré de patata.

Consejos y trucos:
Para ahorrar tiempo yo he usado un pavo ahumado que vendían en el supermercado en la sección de congelados. Si lo vas a hacer con un pavo fresco, el tiempo de cocción varía, teniendo en cuenta que lo tienes que dejar una hora por cada kilo de peso del pavo.
Si quieres hacerlo más ligero, sustituye la mantequilla por margarina.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.