Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Paté de conejo

Carnes
Aperitivos y tapas, Plato frío
Ligera, Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
conejo ( un cuarto ) conejo un cuarto
cebolla ( media ) cebolla media
laurel ( 1 hoja ) laurel 1 hoja
mantequilla ( 1 cucharada ) mantequilla 1 cucharada
brandy ( 30 ml. ) brandy 30 ml.
queso cremoso ( 50 gr. ) queso cremoso 50 gr.
tomillo ( media cucharita ) tomillo media cucharita
sal sal
pimienta negra pimienta negra
Ocultar 4 personas
conejo ( medio )
cebolla ( 1 )
laurel ( 1 hoja )
mantequilla ( 2 cucharadas )
brandy ( 60 ml. )
queso cremoso ( 100 gr. )
tomillo ( 1 cucharita )
sal
pimienta negra
Ocultar 6 personas
conejo ( tres cuartas partes )
cebolla ( 2, pequeñas )
laurel ( 1 hoja )
mantequilla ( 3 cucharadas )
brandy ( 90 ml. )
queso cremoso ( 150 gr. )
tomillo ( 1 cucharita colmada )
sal
pimienta negra

Descripción

Para una cena informal, una tabla con diferentes patés es una opción estupenda. Y será aún mejor si los preparas tu mismo. El mundo del paté es antiguo y muy versátil, ya que puedes “inventar” de mil sabores y con ingredientes muy diferentes. ¿Qué te parece si aprovechas una carne tan sana como la de conejo?

Paso 1: 

Despieza el conejo, partiéndolo en diferentes partes y reserva el higadito si lo tiene. Coge una olla grande y llénala de agua. Agrega sal y el laurel y deja que la carne se cocine a fuego medio durante una hora y media (o puede que tarde un poquito más). Lo que tendrás que ver es que la carne se empieza a deshacer y se separa de los huesos. 

Paso 2:

No te preocupes por el tiempo que tarda, ¡porque tenemos otra tarea para ti!. Mientras tienes la carne al fuego, pica la cebolla en trocitos muy finos y rehoga en una sartén con la mantequilla a fuego medio durante 20 minutos. Agrega también el tomillo (pueden ser unas ramitas o tomillo seco, como prefieras). Si has reservado el hígado, pícalo en trocitos pequeños e incorpóralo a tu sofrito. 

Paso 3:

Cuando el conejo esté en su punto, saca del agua y espera a que se enfríe un poco . Entonces – asegúrate de quema demasiado – separa bien la carne de los huesos y échala a la sartén con la cebolla. Rehoga durante 8-10 minutos para que el conejo de dore un poco. Ahora añade el brandy y deja que se cocine despacito unos 5 minutos más.  

Paso 4: 

¡Vamos a por el último paso! Mezcla ¾ partes de tu carne rehogada con el queso cremoso y tritúralo hasta que te quede una pasta sin grumos. Pica la parte de carne que has reservado con un cuchillo para que te queden trocitos muy finitos. Después mézclalo todo en un bol con una cuchara o espátula pero sin triturarlo. Así conseguiremos que el paté tenga varias texturas y será mucho más apetitoso. 

Presentación:

Busca un par de cuencos pequeños que te sirvan para presentar tu paté en la mesa y vierte en ellos tu mezcla. Déjalos enfriar en la nevera hasta el momento de servir. Entonces echa una pizca de pimienta en cada uno (mucho mejor si es recién molida…) y acompaña con un poco de pan tostado (el pan de nueces o pasas…también irá perfecto). 

Truco: 

¡Ahorra tiempo! Si tienes olla rápida o exprés puedes cocinar ahí el conejo y será mucho más rápido. Tardará una media hora. 

 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.