Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Pastelitos de lechuga con corazón de queso

Bebidas y lácteos, Verduras y frutas
Aperitivos y tapas, Entrantes
Moderna

Ingredientes:

Ocultar 4 personas
4 ó 5 hojas de lechugas (o un poco de lechuga sobrante de ensalada).
5 huevos grandes.
1 cebolla pequeña.
3 cucharadas de aceite.
1 cucharada de margarina o mantequilla.
150 g de queso mozzarella
1 pizca de pimienta.
sal a gusto.

Descripción

Yo nunca había comido la lechuga más que en ensalada, hasta que descubrí esta receta de pastelitos de lechuga con corazón de queso. En cuanto la vi sentí curiosidad, y decidí hacerla. Asique un día me puse manos a la obra y les prepare, descubriendo con ello lo fácil que eran de hacer y lo deliciosos que estaban. Me encantan para servir tanto de aperitivo como una noche de cena.

Vamos en primer lugar a pelar y picar la cebolla, y rehogarla en una sartén con un poquito de aceite caliente. Retirarla cuando este transparente, que no dorada.
Por otro lado vamos a picar la lechuga mientras se rehoga la cebolla, y cuando lo hayamos hecho colocarla en un bol. Le añadimos la cebolla y los huevos bien batidos. Salpimentar.
Echaremos esta preparación en un molde de silicona para magdalenas previamente untado con margarina.
En el centro de cada pastelitos introducimos un trocito de queso y lo llevamos a hornear durante 15 ó 20 minutos a temperatura media. Tras este tiempo, los pastelitos ya estarán dorados y los sacamos del horno.
Servimos los pastelitos de lechuga con corazón de queso aun calientes, con el queso derretido en su interior, y s se quiere acompañados de unas lonchas de mortadela italiana.

Trucos y consejos:
Antes de meter los pastelitos de lechuga con corazón de queso en el horno, este tiene que haber sido previamente calentado, por lo que cuando vayas a hacer la masa para de los pastelitos, enciendes el horno.
No hace falta que te sobre lechuga para elaborar esta receta, puedes prepararla en cualquier momento para una cena ligera y deliciosa.
Se puede acompañar con cualquier tipo de fiambre.
Lo ideal es comerlos calientes para apreciar y disfrutar el queso derretido pero fríos también están buenísimos.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.