Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Panecillos súper tiernos para hamburguesas

Panes y masas
Tostas y bocadillos
Moderna

Ingredientes:

Ocultar 8 personas
450 gr. de harina de fuerza
1 pastilla de levadura fresca de panadería
300 gr. de leche
50 gr. de azúcar
75 gr. de mantequilla fundida
4 gr. de sal
semillas de sésamo

Descripción

Cuando hago hamburguesas en casa, me gusta hacerlo todo yo misma, desde el acompañamiento a las hamburguesas y pasando por el pan. Sé que esto último es lo que más miedo puede dar preparar, pero si sigues esta receta de panecillos súper tiernos para hamburguesas, te aseguro que es muy fácil y el resultado es espectacular. Muy rico.

Lo primero que hacemos es que en un bol vamos a poner el agua templada y disolvemos en él la levadura y el azúcar. Lo dejamos reposar cinco minutos para que la levadura se fermente.
Añadimos la mitad de la harina, la sal y la mantequilla fundida al bol donde tenemos el agua con la levadura y el azúcar. Cuando esté todo bien integrado, ponemos el resto de la harina y mezclamos bien.
Lo amasamos durante unos 10 minutos, hacemos con ello una bola y la dejaremos reposar durante 1 hora y media dentro de un bol untado con aceite, para que no se pegue, y bien tapado con un paño de cocina o con papel film, y metido en un lugar templado.
En el momento en el que haya levado bien, aumentando su volumen hasta que la masa llegue al borde el bol, dejamos caer la masa encima de una superficie ligeramente enharinada, le pomos un poco de harina por encima y la aplastamos un poquito con la palma de la mano. No queremos que pierda el aire, por eso hay que tratarla con delicadeza y no apretarla demasiado.
Con la masa hacemos dos pliegues hacia adentro, uno de cada lado, y lo volvemos a aplastar un poco con la palma de la mano. Nos tiene que quedar una especie de rectángulo.
Ahora lo cortamos a lo largo con una espátula de plástico, o de metal, de tal manera que nos queden dos tiras largas. Dividimos cada tira en 8 porciones, si queremos obtener panecillos para hamburguesas de tamaño normal, o en 12, si queremos panecillos pequeñitos para hamburguesitas.
Vamos a coger cada porción de masa y con ella hacemos una bolita. Las vamos colocando en una placa de horno forrada con papel de hornear y las dejamos que vuelvan a levar durante otros 45 minutos tapándolas con un paño de cocina y volviéndolas a llevar al sitio templado de antes.
Después pintaremos los panecillos con un huevo batido junto con un poco de leche. Hay que hacerlo con mucho cuidado porque si se pinchan aunque sea con el pincel se desinflan y se pierde volumen. Si queremos podemos echar por encima unas semillas de sésamo.
Los llevamos al horno, que estará precalentado a una temperatura de 190° durante 15 o 20 minutos. Si vemos que se doran demasiado, los tapamos con papel de aluminio para que no se nos quemen.
En el momento en que veamos que están hechos los sacamos y, sin quitar el papel de horno, los ponemos encima de una rejilla para que se enfríen.
Es un proceso largo este de hacer panecillos súper tiernos para hamburguesas, pero merece la pena porque están buenísimos.

Ahora ya solo nos queda rellenarlos con una buena hamburguesa, acompañada con un poco de queso, cebolla y tomate, o todo aquello que se te ocurra.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.