Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Pan Italiano

Panes y masas
Tostas y bocadillos
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 10 personas
1 kg harina
200 ml aceite
2 cucharadas sal fina
400 ml agua caliente
150 ml agua tibia 30 g levadura

Descripción

A lo largo del mundo hay diferentes formas de hacer pan, con todas las recetas que se os puedan llegar a ocurrir. Es Europa tenemos una gran tradición de hacer pan, siendo los franceses los más reconocidos en este arte, pero no olvidando otros panes deliciosos, como el nuestro o el italiano. Este último es un pan excelente que yo conozco bien, ya que mi abuela era de ese país y nos lo solía preparar. La receta de su pan italiano ha pasado de generación en generación, y gracias a ello se sigue preparando en nuestras casas.

Lo primero que se hace es preparar el fermento del pan. Para ello en un bol pequeño disolveremos la levadura en 150 c.c. de agua tibia, lo agitaremos con un tenedor, agregando de a poco una media taza de harina, hasta producir espuma
Después de esto lo envolveremos con un papel film y lo taparemos con una servilleta de tela. Lo dejamos fermentar en lugar cálido durante unos minutos.

Mientras vamos a mezclar, en un recipiente aparte, la harina con la sal, separando un poco de harina para usar después.

En un cuenco grande colocamos el aceite y el agua caliente, en el que poco a poco vamos a ir echándola harina, agitándolo en principio con un tenedor para que no se formen grumos. Cuando se está agregando la mitad de la harina, volcaremos la totalidad del fermento en el centro y con el tenedor agitar mientras lo hacemos, hasta que tome forma de pasta. A continuación seguiremos añadiendo resto del harina pero esta vez se debe amasar con las manos hasta que la harina de los bordes del cuenco se despeguen. Lo amasarnos al menos durante un tiempo no menor a los 10 minutos. Pasado ese tiempo lo espolvoreamos con el sobrante de harina separado al principio, formando de esta forma un bollo grande, y lo dejaremos levar tapándolo con un plástico en un lugar cálido, hasta que duplique su volumen.

En el momento en que veamos que esta al doble del volumen, volveremos a amasar para desgasificar y después se vuelve a tapar para que vuelva a levar hasta aumentar el volumen.
Amasamos ahora por última vez y formamos los panes colocándolos en una placa de horno. Les dejamos levar nuevamente y antes de llevarlos al horno los pincelamos con huevo o agua por la superficie.

Los hornearemos en horno moderado colocando un recipiente de agua caliente para que se humedezca la masa mientras se cocina.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.