Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Olla ferroviaria

Legumbres
Plato caliente, Plato único
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
alubias o judías pintas ( 400 gr. ) alubias o judías pintas 400 gr.
morcilla tipo asturiano ( media ) morcilla tipo asturiano media
chorizo ( medio ) chorizo medio
bacón o panceta ( un trozo ) bacón o panceta un trozo
sal sal
aceite de oliva vírgen extra aceite de oliva vírgen extra
pimentón dulce pimentón dulce
cebolla ( media ) cebolla media
ajo ( 1 ) ajo 1
zanahoria ( media ) zanahoria media
Ocultar 4 personas
alubias o judías pintas ( 800 gr. )
morcilla tipo asturiano ( 1 )
chorizo ( 1 )
bacón o panceta ( un trozo )
sal
aceite de oliva vírgen extra
pimentón dulce
cebolla ( 1 )
ajo ( 2 )
zanahoria ( 1 )
Ocultar 6 personas
alubias o judías pintas ( 1200 gr. )
morcilla tipo asturiano ( 2 )
chorizo ( 2 )
bacón o panceta ( un trozo )
sal
aceite de oliva vírgen extra
pimentón dulce
cebolla ( una y media )
ajo ( 3 )
zanahoria ( 2 )

Descripción

La olla ferroviaria es un guiso típico de los antiguos ferroviarios de la línea que unía La Robla, en León, con el País Vasco, pasando por Cantabria. Un guiso de alubias contundente y deliciosos para combatir los rigores del invierno en el Norte de España.

Paso 1:

Pon en remojo las alubias la noche anterior en abundante agua.

Paso 2:

Ya al día siguiente, pela la cebolla y pártela por la mitad. Por su parte pela las zanahorias y déjalas enteras y pela el ajo, dejándolo también entero.

Paso 3:

Pon el puchero al fuego y coloca las alubias escurridas junto con las mitades de cebolla, la zanahoria, el ajo, el laurel y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Cubre de agua y pon un alrededor de un par de dedos por encima.

Paso 4:

Cuando comience a hervir, corta el hervor añadiendo un vaso de agua fría.

Paso 5:

Pasada una hora de cocción, a fuego suave, se añade el chorizo, la morcilla y la panceta. Pon a  punto de sal.

Paso 6:

Deja que tu olla ferroviaria cueza a fuego suave a medio tapar y vigila que esté siempre cubierta de agua. Si fuera necesario ve añadiendo un poco más de agua, y si ves que comienza a hervir con más fuerza, además de bajar el fuego incorpora un poco más de agua fría.

Paso 7:

Antes de servir, deja reposar el guiso durante 15 minutos.

Presentación:

Sirve tu olla ferroviaria bien calentita y acompaña con una buena cantidad de pan. Y recuerda que, como todos los guisos, está aún mejor de un día para otro.

Sugerencia:

A la hora de hacer esta olla ferroviaria no dudes en emplear las alubias pintas marca DIA, que son de categoría extra y dan un resultado extraordinario en guisos tradicionales como éste. Opcionalmente, se puede añadir en la última hora de cocción un poco de pimentón para dar más aroma y color al guiso. Ummmm.

La olla ferroviaria:

La olla ferroviaria es un guiso tradicional vinculado con el ferrocarril de La Robla. Esta línea férrea minera transportaba carbón desde las minas leonesas hasta las factorías del País Vasco, pasando por León, Palencia, Cantabria, Burgos y Vizcaya. Y como una distancia muy larga, unida a los rigores del invierno en el norte de España, surgió la necesidad de cocinar un plato caliente durante el trayecto. Así nació la olla ferroviaria, que preparaban los maquinistas aprovechando el vapor del tren.

En Demos la vuelta al día: 5 caldos básicos

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.