Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Mousaka vegana

Verduras y frutas
Plato caliente, Plato único, Primer plato
Internacional, Moderna

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
berenjena ( 1 ud ) berenjena 1 ud
patatas ( 1 ud ) patatas 1 ud
cebolla ( 1/2 ud ) cebolla 1/2 ud
puerro ( 1/2 ud ) puerro 1/2 ud
champiñón ( 200 gr ) champiñón 200 gr
tomate natural triturado ( 200 ml ) tomate natural triturado 200 ml
pan rallado pan rallado
orégano orégano
sal sal
pimienta negra pimienta negra
aceite de oliva vírgen extra aceite de oliva vírgen extra

Para la bechamel:

aceite de oliva vírgen extra ( 1 cucharada ) aceite de oliva vírgen extra 1 cucharada
harina ( 1 cucharada ) harina 1 cucharada
leche de soja ( 100 ml ) leche de soja 100 ml
sal sal
pimienta negra pimienta negra
Ocultar 4 personas
berenjena ( 2 uds )
patatas ( 2 uds )
cebolla ( 1 ud )
puerro ( 1 ud )
champiñón ( 400 gr )
tomate natural triturado ( 400 ml )
pan rallado
orégano
sal
pimienta negra
aceite de oliva vírgen extra

Para la bechamel:

aceite de oliva vírgen extra ( 2 cucharadas )
harina ( 2 cucharadas )
leche de soja ( 200 ml )
sal
pimienta negra
Ocultar 6 personas
berenjena ( 3 uds )
patatas ( 3 uds )
cebolla ( 1 y 1/2 ud )
puerro ( 1 y 1/2 ud )
champiñón ( 600 gr )
tomate natural triturado ( 600 ml )
pan rallado
orégano
sal
pimienta negra
aceite de oliva vírgen extra

Para la bechamel:

aceite de oliva vírgen extra ( 3 cucharadas )
harina ( 3 cucharadas )
leche de soja ( 300 ml )
sal
pimienta negra

Descripción

Esta mousaka vegana es una receta deliciosa que convencerá incluso al más carnívoro. Su interior cremoso y su increíble sabor te animarán a repetirla, además de que es una receta que no contiene ningún tipo de grasa saturada ni colesterol. Si quieres hacerla aún más saludable, puedes cocinar la berenjena en el horno en vez de freírla. Colócalas en una fuente para horno forrada de papel vegetal y hornea primero de un lado durante 15 minutos a 200°C y luego del otro otros 15 minutos o hasta que estén tiernas.

Paso 1:

En primer lugar, lava las berenjenas y sécalas con un trapo de cocina limpio o con papel absorbente. A continuación, con ayuda de un cuchillo muy bien afilado, córtalas en rodajas lo más finas posible, échales sal y déjalas reposar en un plato durante al menos 30 minutos.

Paso 2:

Lava las patatas y ponlas a cocer en agua con sal hasta que estén tiernas. A continuación, retíralas del agua y espera a que se enfríen lo suficiente como para poder manipularlas.

Paso 3:

Pela la cebolla y córtala en brunoise, es decir, en daditos pequeños. Lava el puerro y pícalo también junto con los champiñones. Echa aceite en una sartén y ponla a fuego medio alto. Cuando el aceite se caliente, echa la cebolla y el puerro y deja rehogar durante 5 minutos. A continuación, incorpora los champiñones picados, el tomate en conserva y el orégano. Sazona con sal y pimienta y sigue sofriendo hasta que reduzca.

Paso 4:

Lava y escurre las berenjenas. Seca las rodajas con papel absorbente. Seguidamente, pon una sartén con aceite a fuego medio alto y, cuando se caliente, empieza a dorarlas por ambos lados. Cuando veas que han empezado a tostarse, retíralas a un plato. 

Paso 5:

Pela las patatas u córtalas en rodajas muy finitas.

Paso 6:

Prepara una fuente de horno pintándola con aceite. A continuación, empieza a montar la moussaka: en primer lugar, pon una capa fina de patata, luego una capa de la mezcla de verduras, setas y tomate y después una capa de berenjenas. Repite el proceso hasta que acabes con todos los ingredientes. Procura que la última capa sea de berenjena.

Paso 7:

Es el momento de preparar la bechamel: echa aceite de oliva en un cazo o en una sartén y ponla a fuego medio. Cuando el aceite se caliente, añade la harina y tuéstala bien sin dejar de remover para que pierda el sabor a crudo. Empieza a incorporar la bebida vegetal sin parar de mover. Echa sal y pimienta y sigue cocinando hasta que quede una crema suave, alrededor de 25 minutos.

Paso 8:

Vierte la bechamel sobre la mousaka y espolvorea con pan rallado. Mete la fuente al horno precalentado a 200°C con calor sólo por arriba y gratina durante 10 min o hasta que veas que se queda bien doradito.

Presentación:

Sirve tu mousaka vegana recién hecha y acompáñala de unas hojas verdes bien aliñadas para que aporten un contraste de frescura a su cremosidad y suculencia.

Sugerencia:

La bebida de soja de DIA le proporcionará una bechamel jugosa y de increíble sabor a tu plato de mousakka vegana.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.