Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Migas de la Sierra

Panes y masas, Carnes
Plato caliente, Plato único
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 4 personas
1 cucharón de aceite de oliva
sal
100 gr. chorizo
1 barra de pan duro
4 dientes de ajo
100 gr. jamón serrano
100 gr. de panceta
1 racimo de uvas
20 aceitunas
2 tajadas de melón

Descripción

Un plato muy típico de mi pueblo y zona son las migas de la Sierra. En la antigüedad era un plato que comían los pastores en sus largas jornadas por el campo y caminos manchegos. En la actualidad es un plato que se come en reuniones familiares alrededor de la propia sartén donde se cocinan. Es un plato muy saciante y que después de comerlo no te apetecerá de comer en horas.
En primer lugar, se corta el pan en cuadraditos.
Después, se pone en un recipiente o sartén, se salpica el pan con agua, se tapa con un paño de cocina y se deja así toda una noche.
En el momento de preparar las migas, se pelan los ajos, se doran enteros en una sartén muy grande (donde se vayan a hacer las migas), con aceite de oliva. Antes de que se doren demasiado, se retiran.
A continuación, se corta el jamón en taquitos, la panceta en tirillas y el chorizo en taquitos también.
Seguidamente, en la misma sartén, en la que se han dorado los ajos, se dora también el embutido.
Luego se añaden los cuadraditos de pan y se remueve durante mucho rato.
A los 15 minutos, se añaden los ajos y se sigue removiendo, el tiempo que sea necesario hasta conseguir que las migas se doren y que todo que ligado e integrado en una misma mezcla doradita.
A parte, se sirven las uvas lavadas y el melón a trocitos también. Cada cual se sirve la fruta que quiere y la mezcla con las migas.
Finalmente, estas ricas migas de la Sierra ya están listas.

¡Riquísimas!

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.