Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Mejillones al vino blanco

Pescados y mariscos
Plato caliente
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
mejillones ( 1 kg ) mejillones 1 kg
chalotas ( 2 ) chalotas 2
apio ( 1 rama ) apio 1 rama
puerro ( medio ) puerro medio
ajo ( 1 diente ) ajo 1 diente
mantequilla ( 15 gr. ) mantequilla 15 gr.
aceite de oliva vírgen extra aceite de oliva vírgen extra
sal sal
pimienta negra pimienta negra
laurel ( 1 hoja ) laurel 1 hoja
tomillo ( 1 ramita ) tomillo 1 ramita
vino blanco ( 75 ml. ) vino blanco 75 ml.
perejil fresco ( un manojo ) perejil fresco un manojo
Ocultar 4 personas
mejillones ( 2 kg )
chalotas ( 4 )
apio ( 2 ramas )
puerro ( 1 )
ajo ( 1 diente )
mantequilla ( 30 gr. )
aceite de oliva vírgen extra
sal
pimienta negra
laurel ( 2 hojas )
tomillo ( 1 ramita )
vino blanco ( 150 ml. )
perejil fresco ( un buen manojo )
Ocultar 6 personas
mejillones ( 3 kg )
chalotas ( 6 )
apio ( 3 ramas )
puerro ( uno y medio )
ajo ( 2 dientes )
mantequilla ( 45 gr. )
aceite de oliva vírgen extra
sal
pimienta negra
laurel ( 3 hojas )
tomillo ( 2 ramitas )
vino blanco ( 225 ml. )
perejil fresco ( un buen manojo )

Descripción

Son un clásico de la gastronomía española, los mejillones al vino blanco… un plato ligero al tiempo que nutritivo y saludable. ¡Pruébalo!.

Paso 1:

Para hacer estos mejillones al vino blanco, lo primero que debes hacer es limpiar los mejillones.  Límpialos cuidadosamente debajo del grifo y raspa las barbas de la concha con ayuda de un cuchillo. También puedes armarte de un estropajo de los de metal y una pequeña dosis de paciencia para acabar con hasta la última impureza que haya acumulado el caparazón. ¡Cuanto más limpitos, mejor!

Paso 2:

Pela las chalotas y pícalas en brunoise fina, es decir, en daditos tan finos como puedas.

Paso 3:

Lava el apio y límpialo retirando con la ayuda de un cuchillo puntilla de sus fibras exteriores, más duras. Después, pícalo menudo.

Paso 4:

Limpia el puerro retirando las hojas exteriores, la parte de las raíces así como la parte más verde de las hojas. Una vez que te hayas quedado con la parte central más blanquita, pícala en brunoise bien fina.

Paso 5:

Sin pelar, chafa el ajo dándole un golpe con la ayuda del envés de la hoja de un cuchillo.

Paso 6:

Acerca una cacerola al fuego con la mantequilla y un chorrito pequeño de aceite. El aceite de oliva virgen extra ayuda a que la mantequilla no se queme.

Paso 7:

Cuando se haya derretido y tenga temperatura, incorpora el ajo, la chalota y el puerro y deja pochar a fuego suave. Pasados 4 o 5 minutos, incorpora el apio.

Paso 8:

Pon a punto de sal y pimienta negra recién molida y añade las especias, esto es, el laurel partido en dos o tres trozos y el tomillo.

Paso 9:

Incorpora los mejillones a las verduras y riégalos con el vino blanco. Déjalos cocer, con la cacerola tapada, durante 4 o 5 minutos o hasta que se abran.

Paso 10:

Una vez apagado el fuego, espolvorea con el perejil fresco recién picado.

Presentación:

Sirve tus mejillones al vino blanco en una bonita fuente o bien en platos hondos individuales… ¡a disfrutar de una receta tan saludable como sabrosa!.

Sugerencia:

A la hora de hacer estos mejillones al vino blanco no dudes en acercarte a tu tienda DIA habitual, donde podrás hacerte con todos los ingredientes necesarios para su elaboración. Apuesta por los productos marca DIA, que son de una calidad extraordinaria, como el aceite de oliva virgen extra DIA.

En Demos la vuelta al día: Cómo limpiar y cocinar los mejillones

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.