Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Marmitako de bonito

Pescados y mariscos
Plato caliente, Plato único, Segundo plato
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
bonito ( 500 gr. ) bonito 500 gr.
cebolla ( media ) cebolla media
ajo ( 1 diente ) ajo 1 diente
pimiento verde ( medio ) pimiento verde medio
tomates ( 1 ud. ) tomates 1 ud.
patatas ( 500 gr. ) patatas 500 gr.
vino blanco ( 75 ml. ) vino blanco 75 ml.
guindilla ( media ) guindilla media
aceite de oliva vírgen extra aceite de oliva vírgen extra
sal sal
perejil fresco ( para adornar ) perejil fresco para adornar
Ocultar 4 personas
bonito ( 1 kg. )
cebolla ( 1 ud. )
ajo ( 2 dientes )
pimiento verde ( 1 ud. )
tomates ( 2 uds. )
patatas ( 1 kg. )
vino blanco ( 150 ml. )
guindilla ( 1 ud. )
aceite de oliva vírgen extra
sal
perejil fresco ( para adornar )
Ocultar 6 personas
bonito ( 1.500 gr. )
cebolla ( una y media )
ajo ( 3 dientes )
pimiento verde ( uno y medio )
tomates ( 3 uds. )
patatas ( 1.500 gr. )
vino blanco ( 225 ml. )
guindilla ( 1 ud. )
aceite de oliva vírgen extra
sal
perejil fresco ( para adornar )

Descripción

Casi con seguridad, el marmitako de bonito es el guiso marinero más conocido y apreciado en España, un plato tradicional que antiguamente era humilde y que hoy se ha convertido en un plato de reyes. Sea como sea, echa las redes a esta receta... y no la dejes escapar. ¡Verás como triunfa en tu casa!

marmitako de bonito

Paso 1:

Pela la cebolla y pícala menuda, en una brunoise fina. Pela también los ajos y pártelos por la mitad, para retirarles el germen, responsable de que repita y resulte indigesto a algunas personas. 

Paso 2:

Acerca una olla al fuego con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y, cuando tenga temperatura, añade la cebolla y el ajo. Deja que se vayan pochando a fuego suave.

Paso 3:

Mientras, lava el pimiento verde, retírale el pedúnculo y pícalo también en daditos. Cuando la cebolla vaya estando un poco hecha, comienza a ablandarse y transparentar su color... es momento de incorporar el pimiento verde. Sigue cocinando.

Paso 4:

Ahora vamos a pelar los tomates. La mejor forma de hacerlo es escaldándolos. Para ello, acerca una cacerola o cazo al fuego con agua y, cuando rompa a hervir, introduce los tomates con un corte en su piel en forma de cruz. Pasados 30 o 40 segundos saca los tomates y pásalos inmediatamente a un bol con agua fría y hielo. El contraste de temperaturas hará el resto... con tan solo tirar un poquito de su piel... saldrá sola. Una vez pelado, pícalo en dados.

Paso 5:

Cuando el sofrito con el pimiento, la cebolla y el ajo esté ya muy bien hechito... incorpora el vino blanco. Sube el fuego para que se evapore el alcohol y alcance la ebullición más rápido.

Paso 6:

Cuando el alcohol se haya evaporado prácticamente todo, añade el tomate picado y la guindilla partida en dos. Si solo quieres darle un puntito picante al guiso, pero poco... retira las semillas de la guindilla.

Paso 7:

Mientras el tomate se va haciendo, y se va evaporando todo el agua que soltará, pela las patatas y cháscalas. Chascar las patatas significa partirlas en trozos pero rompiéndolas y no cortándolas con el cuchillo. La mejor manera de hacerlo es sujetar la patata con una mano y con la otra, ir haciendo incisiones con el cuchillo pero a medio corte, levantar un poco el cuchillo para que termine de desprenderse rompiéndose. El motivo de trocear así la patata es que cuando se rompen, las patatas desprenden más su almidón, y esto ayudará a que el caldo del guiso espese de forma natural. Termina de chascar todas las patatas y añádelas al sofrito.

Paso 8:

Dale una vuelta a todo el conjunto y añade el caldo de pescado. Sube el fuego hasta que comience a hervir y, en ese momento, baja el fuego y deja cocer durante 17 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar las patatas estén blanditas. Casi al final, pon la sal y una pizca de pimienta negra recién molida si te gusta.

Paso 9:

En ese momento, incorporaremos los trozos de bonito, muy limpios de su piel y de raspas. Deja cocer durante un par de minutos y apaga el fuego. Deja reposar tu marmitako de bonito unos minutos antes de servirlo.

marmitako de bonito

Presentación:

Sirve tu marmitako de bonito en unos bonitos cuencos o platos hondos. Puedes adornar el plato con un poco de perejil picado por encima. ¡A disfrutar!.

Sugerencia:

A la hora de elaborar este marmitako de bonito, no dudes en acercarte a tu tienda DIA más cercana donde podrás hacerte con el mejor bonito fresco en su sección de pescadería. Y, para una mayor comodidad, no dudes en usar el caldo de pescado marca DIA, que dará un toque de sabor delicado a este guiso marinero.

En Demos la vuelta al día: Como espesar un guiso

En Demos la vuelta al día: Tajine, ¿qué es?

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.