Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Macarons de lavanda

Postres y dulces
Postre
Internacional, Moderna, Ocasiones especiales

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
harina de almendras ( 75 gr. ) harina de almendras 75 gr.
azúcar glas ( 75 gr. ) azúcar glas 75 gr.
huevos ( 60 gr. de claras ) huevos 60 gr. de claras
azúcar ( 75 gr. ) azúcar 75 gr.
agua ( 20 ml. ) agua 20 ml.
colorante alimentario ( en pasta, color violeta ) colorante alimentario en pasta, color violeta

Para el relleno:

chocolate negro ( 75 gr. ) chocolate negro 75 gr.
nata para montar ( 75 gr. ) nata para montar 75 gr.
esencia aroma de lavanda esencia aroma de lavanda
Ocultar 4 personas
harina de almendras ( 150 gr. )
azúcar glas ( 150 gr. )
huevos ( 120 gr. de claras )
azúcar ( 150 gr. )
agua ( 40 ml. )
colorante alimentario ( en pasta, color violeta )

Para el relleno:

chocolate negro ( 150 gr. )
nata para montar ( 150 gr. )
esencia aroma de lavanda
Ocultar 6 personas
harina de almendras ( 225 gr. )
azúcar glas ( 225 gr. )
huevos ( 180 gr. de claras )
azúcar ( 225 gr. )
agua ( 60 ml. )
colorante alimentario ( en pasta, color violeta )

Para el relleno:

chocolate negro ( 225 gr. )
nata para montar ( 225 gr. )
esencia aroma de lavanda

Descripción

El mundo de la repostería ha avanzado mucho en los últimos años y hoy en día tus pasteles pueden tener el aroma que más te apetezca…En las tiendas especializadas de repostería puedes encontrar productos muy variados para dar, por ejemplo,  un color violeta y un aroma a flores a estos macarons de lavanda.  ¡Sorprenderás a todos!

Paso 1: 

Tamiza la harina de almendras y el azúcar glas… es decir, pásalos por un colador de trama fina o tamiz, para que estén mucho más esponjosos, aireados. Mezcla en un cuenco la harina de almendra y el azúcar glas y añade la mitad de las claras. Entonces, remueve con una espátula o cuchara hasta que te quede una especie de pasta. 

Paso 2: 

Por otro lado, prepara un almíbar: solo tienes que mezclar en un cazo, a fuego suave, el azúcar y el agua. Para que estos macarons de lavanda te queden perfectos te recomendamos que uses un termómetro de cocina (de los que se usan para el caramelo…) hasta alcanzar el punto exacto, que son los 118°. 

Si no tienes termómetro, puedes usar un pequeño truco: coge una pequeña cantidad con una cuchara, y deja que enfríe un poco. Entonces cógela con la yema del dedo pulgar e índice y estira…si se forma un hilo…estará perfecto. 

Paso 3: 

Monta -ayudándote de unas varillas o un robot de cocina- la otra mitad de las claras que te quedaba. Cuando tengas listo al almíbar, vierte sobre las claras poco a poco sin dejar de remover. Continúa batiendo hasta que el merengue esté tibio. Si lo haces con un robot…será más fácil. 

Paso 4: 

Incorpora el merengue a la pasta de almendra y hazlo con movimientos envolventes para no romper la esponjosidad de las claras. Añade unas gotas de colorante violeta hasta que alcance el color que deseas.

Paso 5: 

Sobre una bandeja de horno con papel de cocina, forma círculos… Deja reposar dos horas hasta que se forme una costra. En este punto también puedes utilizar una especie de moldes que se comercializan especialmente para hacer macarons. Así te quedarán perfectos… aunque también los puedes hacer sin este molde.

Paso 6: 

Lleva al horno precalentado a 140° durante 15 minutos. 

Paso 7: 

Aprovecha mientras para preparar la crema: derrite el chocolate con la nata al baño maría y cuando se enfríe incorpora el aroma a lavanda. Bate hasta que quede una consistencia cremosa y sin grumos. Para que coja más consistencia echa el relleno en una manga pastelera y deja reposar un ratito. 

Presentación: 

Rellena los macarons de lavanda con la crema de choclate. Pon un poco de crema en el centro de una de las ‘tapas’ y presiona con la otra. ¡A disfrutar!

Truco: 

Los macarons son unos bocados que requieren bastante técnica… ¡no te preocupes si no te salen a la primera! Te recomendamos que eches un ojo a tiendas de repostería especializadas, donde puedes encontrar unos tapetes para horno, para que los macarons te queden bien redondos. 

El dilema de las claras de huevo: 

Puede que en alguna ocasión hayas oído que es una buena idea elaborar los macarons con claras pasteurizadas. Lo que ocurre es que en este dulce francés lo mejor es que la clara tenga poca agua, así que puedes usar claras pasteurizadas o bien usar un truco casero: saca las clara del huevo y deja reposar en la nevera dos días en un recipiente a medio tapar. 

Sugerencia:

Si quieres conseguir un relleno cremoso para tus macarons de lavanda y chocolate usa la nata para montar DIA, perfecta para cremas, rellenos y salsas… Además de montar a la primera, conseguirás la cremosidad que necesitas. 

En Demos la vuelta al día: Los 5 secretos para montar nata sin problemas

En Demos la vuelta al día: Emulsionar o el arte de mezclar

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.