Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Limonada casera

Bebidas y lácteos

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
limón ( 3 uds. ) limón 3 uds.
agua mineral ( 750 ml. ) agua mineral 750 ml.
azúcar ( 100 gr. ) azúcar 100 gr.
sal ( una pizquita ) sal una pizquita
menta menta
Ocultar 4 personas
limón ( 6 uds. )
agua mineral ( un litro y medio )
azúcar ( 200 gr. )
sal ( una pizca )
menta
Ocultar 6 personas
limón ( 9 uds. )
agua mineral ( 2.250 ml. )
azúcar ( 300 gr. )
sal ( una pizca )
menta

Descripción

Hoy os traemos una receta sencilla pero irresistible: una refrescante y deliciosa limonada casera.

En verano hay que vigilar la hidratación… y aunque no debemos dejar de beber agua fresca, lo que más apetece son bebidas refrescantes como zumos, batidos y refrescos. El debate en torno a lo artificiales que son muchos de los alimentos procesados que tomamos habitualmente, o la cantidad de azúcares añadidos que tienen, y muchos otros ingredientes, está más abierto y encendido que nunca. Sea como sea, nunca está de más intentar cuidad nuestra alimentación y, sobre todo, la de los más vulnerables, como los niños. Si hoy inculcamos en los pequeños de la casa, el placer por las cosas caseras, por la cocina y los alimentos naturales, el día de mañana seguirán alimentándose bien.

Un buen ejemplo es preparar los refrescos en casa... un zumo de frutas es lo más sencillo, pero también agua con sabores, o una rica naranjada o limonada  casera. Además de ser un refresco natural nutritivo, refrescante, rico y lleno de vitaminas... nos permitirá pasar un rato divertido con los niños en la cocina, ya es una receta ideal para ir dejándoles que nos ayuden.

Paso 1:

Lava los limones con cuidado para retirarles la cera con la que a veces los rocían para que brillen.

Paso 2:

Una vez lavados, parte cada limón en unos 8 trozos. Coloca estos trozos y todo el jugo que hayan soltado al cortarlos en el vaso de la batidora en el robot de cocina.

Paso 3:

Añade la mitad del azúcar y el agua y tritura hasta obtener una pasta o un puré homogéneo, sin apenas trocitos. Pasa esta mezcla por el chino o por un colador de trama fina para quedarte solo con el jugo. Un truco para apurar al máximo y obtener todo el jugo que puedas, es poner la pulpa sobre un paño de hilo y estrujarlo bien. Desecha la pulpa sobrante.

Paso 4:

Añade a tu zumo de limón el resto del azúcar, una pizquita de sal, remueve y guarda en la nevera hasta el momento de consumir.

Presentación:

Sirve tu limonada casera en una bonita jarra, con unas rodajas de limón y con unas hojas de menta en su interior. Puedes añadir unos cubitos de hielo o hielo pilé para que sea aún más refrescante.

Sugerencia:

No dudes en hacer esta limonada casera con agua minera. Apuesta por el agua marca DIA. Notarás la diferencia.

Una versión deliciosa… ¡con uvas!

Cuando estén en temporada, no dudes en añadir un puñado de uvas a esta limonada casera. Le dará un toque riquísimo. Además de añadir un puñado de uvas a los limones antes de triturar, pon también unas cuantas para adornar.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.