Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Hummus de pimientos

Legumbres, Verduras y frutas
Aperitivos y tapas, Plato frío, Tostas y bocadillos
Internacional, Moderna

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
garbanzos ( 200 gr., ya cocidos ) garbanzos 200 gr., ya cocidos
pimiento rojo ( 1 ud. ) pimiento rojo 1 ud.
ajo ( medio diente ) ajo medio diente
limón ( medio ) limón medio
tahina o pasta de sésamo ( 1 cucharada ) tahina o pasta de sésamo 1 cucharada
pimentón dulce ( una pizca ) pimentón dulce una pizca
aceite de oliva vírgen aceite de oliva vírgen
sal sal
Ocultar 4 personas
garbanzos ( 400 gr., ya cocidos )
pimiento rojo ( 2 uds. )
ajo ( 1 diente )
limón ( 1 ud. )
tahina o pasta de sésamo ( 2 cucharadas )
pimentón dulce ( una pizca )
aceite de oliva vírgen
sal
Ocultar 6 personas
garbanzos ( 600 gr., ya cocidos )
pimiento rojo ( 3 uds. )
ajo ( 1 diente y medio )
limón ( uno y medio )
tahina o pasta de sésamo ( 3 cucharadas )
pimentón dulce ( una pizca )
aceite de oliva vírgen
sal

Descripción

El hummus es el plato más popular en todo Oriente Medio: Siria, Jordania, Palestina, Líbano… aunque también en otros lugares como Grecia, Chipre, e incluso Turquía y Armenia. Aquí, esta sencilla y apetitosa crema de garbanzos, tahina y aceite de oliva, cada día está más de moda. No es de extrañar, por lo sencilla que es su receta, el buen resultado que da. Aquí te proponemos una deliciosa variación a la receta clásica: con sabor a pimiento rojo asado. ¡Increíble!

Paso 1:

En primer lugar, hay que asar los pimientos. Para ello, coloca los pimientos rojos bien untados de aceite en una bandeja de horno. Añade por encima un poco de sal. Mete la bandeja en el horno y ásalos durante una hora a 180°, hasta que estén basante negros por fuera, y tiernos por dentro. Sácalos del horno y déjalos reposar, para que se vayan enfriando.

Paso 2:

Cuando los pimientos estén calentitos aún… pero no tanto como para abrasarte si los manipulas… pélalos, ábrelos y quítales las pimientas. Es importante que no se hayan enfriado completamente, porque en ese caso se pelarían muy mal. Un truco para facilitar este proceso, que es un poco pesado y engorroso, es cubrir con papel de periódico la bandeja del horno una vez que la hayas sacado. Esto hará que los pimentos ‘suden’ y así se pelarán mejor.

Paso 3:

Abre el bote de los garbanzos y cuélalos, pero guardando un poco del agua en el que vienen. Si en lugar de comprarlos ya cocidos, optas por hacerlo tú mismo, no tendrás más que haberlos puesto a remojo durante toda una noche y cocerlos posteriormente en abundante agua. Una hora y media en una cacerola normal o 40 minutos en una olla rápida.

Paso 4:

Tritura los garbanzos con la tahina o pasta de sésamo, la carne de los pimientos, una cucharadita de pimentón, el zumo de limón, el ajo pelado, el aceite de oliva y sal al gusto. Una vez que esté todo muy bien triturado, probar y rectificar si necesita de algún ingredientes: zumo de limón, sal, etc.. Respecto a la texura, debe quedar una cremita untuosa… no un mazacote, así que añade un poco del agua de la cocción de los garbanzos o del agua de su bote, hasta obtener esa pasta cremosa deseada.

Presentación:

Refrigerar tapado en plástico hasta el momento en que se vaya a consumir. En ese momento, colocarlo en un cuenco y adornar con un chorrito de aceite de oliva virgen y una hojita de perejil. Para acompañar y disfrutar del hummus, lo ideal es tostar un poco de pan de pita cortado en triángulos y servirlo al lado.

Idea: 

Como esta receta se toma fresca, es ideal para un menú de tapeo. Además se puede preparar perfectamente con un par de días de antelación.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.