Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Hamburguesa de tofu, quinoa y verduritas al curry

Verduras y frutas
Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente, Primer plato, Tostas y bocadillos
Internacional, Ligera, Moderna, Ocasiones especiales, Para niños

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
calabacín calabacín
zanahoria zanahoria
berenjena berenjena
curry curry
sal sal
miel miel
queso de cabra queso de cabra
aceite de oliva aceite de oliva
Ocultar 4 personas
calabacín ( 1 )
zanahoria ( 1 )
berenjena ( 1 )
curry ( en polvo, una pizca )
sal ( una pizca )
miel ( un chorrito )
queso de cabra ( 50 gr. )
aceite de oliva ( un chorrito )
Ocultar 6 personas
calabacín
zanahoria
berenjena
curry
sal
miel
queso de cabra
aceite de oliva

Descripción

INGREDIENTES

Tofu 400 gr.

Quinoa 100 gr.

Pack choi 2

Salvado de avena 3 o 4 cucharadas

Sofrito de tomate - unas cucharadas

Pan de mini burguer

Sésamo negro

Empezamos lavando la quinoa para eliminar las posibles toxinas que pueda contener. La tenemos limpia en un cazo y le añadimos el doble de agua. Lo ponemos a fuego mínimo y, a partir del momento de ebullición, tardará 10 minutos en estar cocida. Paralelamente, lavamos y troceamos la zanahoria, el calabacín y la berenjena en dados pequeños. La pack choi lavada y la cortamos en juliana. Añadimos las tres primeras verduras en una sartén con un chorrito de aceite de oliva y las pochamos. En unos 5 minutos añadimos la pack choi y la sal. Ya tenemos lista la quinoa. La colamos y la pasamos por agua fría para frenar el proceso de cocción. Reservamos. Cuando vemos que la verduras están bien pochadas le añadimos dos cucharadas de sofrito de tomate. Las retiramos y reservamos. Trituramos el tofu con el túrmix o lo chafamos con un tenedor. Añadimos las verduras, la quinoa, dos o tres cucharadas de salvado de avena (si no conseguimos salvado, podemos utilizar copos de avena y los trituramos) y el curry en polvo. Lo mezclamos todo hasta obtener una masa homogénea. Nos puede pasar que tengamos que añadir más salvado de avena porqué le falte consistencia (el salvado hará que la hamburguesa adquiera consistencia). Probamos de hacer una hamburguesa y comprobamos que hemos conseguido la textura correcta. Hacemos las burguers que nos dé la masa. En un sartén añadimos unas cucharadas del sofrito de tomate y le añadimos la miel. En un minuto apagamos y reservamos. A continuación, abrimos los panes de hamburguesa y los tostamos al horno, en una sartén sin aceite o a la tostadora. Los situamos en el plato de presentación y les ponemos un trocito de queso de cabra. Ahora sí, en una sartén mediana freímos, con muy poco aceite, las burguers. 2 minutos por cara, y listas. Las colocamos encima de cada panecillo y les añadimos, encima, una cucharadita de sofrito con la miel y un poco de sésamo negro. Para acabar, y para que no se desmonte al comer, le añadimos un palillo. ¡A disfrutarlas!

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.