Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Galletas estrellas con azúcar

Postres y dulces
Postre
Moderna

Ingredientes:

Ocultar 6 personas
para las galletas de limón:
--------
125 g de azúcar extrafino.
125 g de mantequilla sin sal.
1 huevo mediano a temperatura ambiente.
250 g de harina de trigo común.
ralladura de 1 limón.


para el glaseado:
--------
500 g de azúcar glas.
2 claras de huevo mediano.
1 cucharada de agua.
colorante (opcional)


Descripción

Las galletas estrellas con azúcar son unas deliciosas galletas perfectas para comer a cualquier hora del día e incluso para regalar a los amigos y familia. Son muy fáciles de hacer y cómo las podemos decorar con glaseados de colores, muy divertidas en especial para los niños.

Para preparar las galletas lo que hacemos es que en un bol, batimos la mantequilla y el azúcar hasta obtener una mezcla de consistencia ligera y esponjosa.
Batir el huevo y añadirlo a la preparación anterior sin dejar de remover. Añadir la ralladura de limón.
Tamizar la mitad de harina sobre estos ingredientes y mezclar. Tamizar la otra mitad y mezclar nuevamente.
Trabajar la masa hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado bien. Envolverla en papel film y guardarla en la nevera de 30 a 60 minutos.
Estirar con rodillo la masa sobre una superficie ligeramente enharinada hasta que tenga 3 mm de espesor, aproximadamente.
Cortar las estrellas con el cortador que tenga dicha forma y colocarlas en una bandeja forrada con papel vegetal. Hornearlas entre 10 y 15 minutos hasta que se doren suavemente. Pasarlas a una rejilla para que se enfríen.

Hechas las galletas vamos a preparar el glaseado hay que tamizar el azúcar glas en un bol. Añadir las claras de huevo y batir con batidora eléctrica, a velocidad suave entre 4 y 5 minutos; de 6 a 7 minutos para una mezcla manual. Debe quedar una preparación suave y brillante. Si parece seca, añadir el agua (gota a gota) y mezclar uno o dos minutos hasta que quede cremoso.

Podéis decorar las galletas con el glaseado en blanco o podéis tintar el gaseado en todos los colores que lo deseéis.
Para hacerlo solo tenéis que repartir el glaseado blanco en distintos boles. Añadir unas gotas del color en que lo queramos tintar en cada bol y mezclarlo bien hasta que el color sea uniforme.
Repetir este procedimiento con todos los colores en que lo queramos tintar.
Para decorarlo lo que hacemos es rellenar una manga pastelera con un poco de glaseado y cortarle un poquito el extremo. Colocar la manga en una de las puntas de las galletas, presionar dicha manga con suavidad y perfilar cuatro galletas.
Incorporar unas gotitas de agua al glaseado restante para darle una consistencia más fluida, mezclarlo bien e introducirlo en una manga pastelera nueva. Cortar la punta de la manga y, presionándola de manera suave y constante, cubrir con glaseado toda la superficie de las galletas, sin salir del perfil, y desde los bordes hacia dentro.
Repetir este proceso con las galletas restantes.
Dejar que el glaseado se asiente un poco, pero no dejarlo secar completamente (al tacto debe quedar firme pero no duro).
Verter el azúcar y repartirlo de manera uniforme. Tomar una galleta, darla vuelta y pasarla por el azúcar, sin presionar; solo debe tocar el azúcar. Hacer lo mismo con el resto de galletas. Adornarlas con diferentes colores de azúcar, a las que llevan glaseado amarillo con el azúcar naranja y a las que llevan glaseado azul con el azúcar celeste.
Reservar las galletas hasta que se sequen bien.

Trucos y consejos:
En el caso de que lo desees decorar con glaseado de colores. Si se necesita una tonalidad más intensa en el color del glaseado, agregar más colorante y remover bien.
Hasta que se empleen los glaseados que están dentro de los boles, para que no se sequen, cubrirlos con paños húmedos.
Para asegurarnos de que el azúcar coloreado se adhiere al glaseado tras pasarlo por el plato, basta con inclinar un poco la galleta.
El azúcar de colores resulta bastante caro pero se puede preparar en casa de manera rápida y sencilla. Para elaborarlo, poner 100 g de azúcar en una bolsa de plástico, verter una gota de colorante en gel o pasta del color deseado y amasar cuidadosamente hasta que todo el azúcar haya absorbido el color. Abrir la bolsa y dejarlo secar antes de emplearlo en la decoración de las galletas.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.