Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Galletas con glaseado de limón

Postres y dulces
Postre
Para niños

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
harina ( 85 gr ) harina 85 gr
bicarbonato ( 1/4 cucharadita ) bicarbonato 1/4 cucharadita
levadura en polvo ( 1/4 cucharadita ) levadura en polvo 1/4 cucharadita
azúcar ( 45 gr ) azúcar 45 gr
mantequilla ( sin sal 50 gr ) mantequilla sin sal 50 gr
queso cremoso ( 50 gr ) queso cremoso 50 gr
zumo de limón ( 2 cucharaditas ) zumo de limón 2 cucharaditas
ralladura de limon ( 2 cucharaditas ) ralladura de limon 2 cucharaditas
huevos ( s 1 ud ) huevos s 1 ud
sal ( 1 pizca ) sal 1 pizca
azúcar glas ( 25 gr ) azúcar glas 25 gr
agua ( 1/2 cucharadita ) agua 1/2 cucharadita
Ocultar 4 personas
harina ( 170 gr )
bicarbonato ( 1/2 cucharadita )
levadura en polvo ( 1/2 cucharadita )
azúcar ( 90 gr )
mantequilla ( sin sal 100 gr )
queso cremoso ( 100 gr )
zumo de limón ( 4 cucharaditas )
ralladura de limon ( 4 cucharaditas )
huevos ( m 1 ud )
sal ( 1 pizca )
azúcar glas ( 50 gr )
agua ( 1 cucharadita )
Ocultar 6 personas
harina ( 225 gr )
bicarbonato ( 1 cucharadita rasa )
levadura en polvo ( 1 cucharadita rasa )
azúcar ( 135 gr )
mantequilla ( sin sal 150 gr )
queso cremoso ( 150 gr )
zumo de limón ( 6 cucharaditas )
ralladura de limon ( 6 cucharaditas )
huevos ( m 2 uds )
sal ( 1 pizca )
azúcar glas ( 75 gr )
agua ( 2 cucharaditas )

Descripción

Las galletas de limón son un dulce típico inglés que armoniza perfectamente en una bandeja rizada de plata junto a un servicio de té completo. Si quieres organizar una merienda con un toque británico, prepara unos sándwiches de mantequilla y pepino laminado y una buena hornada de estas galletas con glaseado de limón. Y, para quitarle afectación al asunto sin perder el espíritu, no te olvides de hacer sonar The Clash por los altavoces.

Paso 1:

Asegúrate de que la mantequilla, el queso crema y los huevos están a temperatura ambiente. En un recipiente, mezcla la mantequilla con el queso. Después añade el azúcar y bate todo enérgicamente con unas varillas hasta obtener una textura cremosa.

Paso 2:

Casca los huevos en un recipiente diferente y agrégalos uno a uno a la mantequilla sin dejar de batir. El trabajo de las varillas será lo que proporcione a las galletas su cualidad esponjosa.

Paso 3:

Lava muy bien el limón, sécalo con un paño limpio y ralla la cáscara teniendo mucho cuidado de no llegar a la parte blanca, que resulta amarga. Añade la ralladura a la mezcla de mantequilla, huevos y azúcar.

Paso 4:

En otro recipiente, tamiza la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal. Es muy importante no prescindir del tamizado puesto que es lo que nos garantiza una masa suelta y sin grumos. Hazte con un colador grande y una cuchara para acelerar el trabajo. Mézclalos bien entre sí.

Paso 5:

Agrega lentamente los ingredientes secos a los húmedos removiendo constantemente. Puedes amasar con una espátula de silicona o con las manos. Cuando esté todo perfectamente integrado, envuelve la masa pegajosa en papel film y deja reposar en la nevera un mínimo de una hora.

Paso 6:

Precalienta el horno a 180ºC y prepara una bandeja de horno con papel sulfurizado. Saca la masa de la nevera, forma bolitas pequeñas y aplástalas ligeramente sobre el papel para darles forma de galleta. Separa las bolitas entre sí porque, cuando se caliente, la masa crecerá.

Paso 7:

Mete las galletas en el horno unos 10 minutos o hasta que estén doradas. Sácalas y déjalas enfriar completamente sobre una rejilla.

Paso 8:

Prepara el glaseado de limón. Para ello, coloca el azúcar glas en un cuenco y echa la mezcla de zumo de limón y agua muy lentamente y sin parar de remover con unas varillas. Tiene que adoptar una textura blanquecina y espesa. Añade un poco más de zumo o de azúcar si ves que le falta en un sentido o en otro.

Paso 9:

Introduce el glaseado en una manga pastelera, una jeringuilla de repostería o un biberón y repártelo sobre las galletas completamente enfriadas. Puedes hacer el diseño que quieras. Deja secar unos minutos y ya están listas tus galletas con glaseado de limón.

Presentación:

Sirve tus galletas con glaseado de limón a temperatura ambiente sobre una bandeja vistosa. Si no las vas a consumir inmediatamente, guárdalas en una caja de lata para que se conserven bien.

galletas con glaseado de limón

Sugerencia:

El contrapunto al penetrante sabor del limón de estas galletas con glaseado de limón lo da la crema de queso. ¿Por qué no confías en la tarrina de queso para untar natural de DIA para hacerle frente al testarudo cítrico?

Alternativas:

Si quieres darle un toque más atrevido a tus galletas con glaseado de limón, añade unas gotas de algún colorante en tonos brillantes a la mezcla de agua y azúcar glas.

En Demos la vuelta al día: Los 10 Mandamientos del buen repostero 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.