Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Filetes rusos con tomate casero y albahaca

Carnes
Plato caliente, Plato único, Segundo plato
Para llevar, Para niños, Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
carne picada ( ternera y cerdo 250 gr ) carne picada ternera y cerdo 250 gr
ajo ( 1 diente ) ajo 1 diente
huevos ( 1/2 ud ) huevos 1/2 ud
pan de molde ( 1 ud ) pan de molde 1 ud
leche ( 10 ml ) leche 10 ml
albahaca ( 5 hojas ) albahaca 5 hojas
aceite de oliva vírgen extra aceite de oliva vírgen extra

Para la salsa de tomate:

tomates ( 3 uds ) tomates 3 uds
ajo ( 1 diente ) ajo 1 diente
albahaca albahaca
aceite de oliva vírgen extra aceite de oliva vírgen extra
sal sal
pimienta negra pimienta negra
azúcar ( 1 pellizco ) azúcar 1 pellizco
Ocultar 4 personas
carne picada ( ternera y cerdo 500 gr )
ajo ( 2 dientes )
huevos ( 1 ud )
pan de molde ( 2 uds )
leche ( 20 ml )
albahaca ( 10 hojas )
aceite de oliva vírgen extra

Para la salsa de tomate:

tomates ( 6 uds )
ajo ( 2 dientes )
albahaca
aceite de oliva vírgen extra
sal
pimienta negra
azúcar ( 1 pellizco )
Ocultar 6 personas
carne picada ( ternera y cerdo 750 gr )
ajo ( 3 dientes )
huevos ( 1 y 1/2 ud )
pan de molde ( 3 uds )
leche ( 30 ml )
albahaca ( 15 hojas )
aceite de oliva vírgen extra

Para la salsa de tomate:

tomates ( 9 uds )
ajo ( 3 dientes )
albahaca
aceite de oliva vírgen extra
sal
pimienta negra
azúcar ( 1 pellizco )

Descripción

Los clásicos de la cocina española están volviendo con más fuerza que nunca… como las albóndigas o los filetes rusos. Esos platos que nos recuerdan a la cocina de la infancia y a las recetas de nuestras madres. En este caso, se renuevan con un toque infalible de albahaca. Estos filetes rusos con tomate casero y albahaca te encantarán.

Paso 1:

Para hacer estos filetes rusos con tomate casero y albahaca vamos a comenzar por preparar la salsa de tomate… que no es más que un tomate frito casero con un delicioso toque de albahaca. Para hacerlo, comienza por pelar los tomates. Puedes hacerlo con la ayuda de un pelador de verduras siempre que tenga el filo estriado y no liso, o bien escaldándolos. Para ello, acerca un cazo al fuego con agua y, cuando rompa a hervir, introduce los tomates con un corte sobre su piel en forma de cruz. Pasados 40 segundos, sácalos a un bol con agua y hielo para cortar la cocción. Veras como una vez hecho esto pelarlos será tan sencillo como tirar de su piel. Una vez pelados, pártelos en trozos no demasiado pequeños.

Paso 2:

Pela el ajo, pártelo por la mitad para retirar el germen, responsable de que repita y resulte indigesto a algunas personas y machácalo en el mortero con un pellizco de sal, para que no salte.

Paso 3:

Acerca una cacerola al fuego con un poco de aceite de oliva virgen extra. Añade el tomate partido en trozos, el ajo machacada, un poco más de sal, pimienta negra recién molida y un pellizco de azúcar para corregir la acidez del tomate. Cocina a fuego suave durante una hora más o menos. 

Paso 4:

Pasado este tiempo aparta del fuego y añade las hojas de albahaca. Tritura. Ya está lista la salsa.

Paso 5:

Vamos ya con los filetes rusos. Lo primero que debes hacer es colocar la carne picada en un bol amplio y poner a punto de sal y pimienta negra.

Paso 6:

Añade el huevo y el pan de molde remojado en leche. Si el pan de molde del que dispones tiene corteza, es mejor que la retires antes.

Paso 7:

Pela los ajos y pártelos por la mitad para quitar el germen. Pícalos bien menudos e incorpóralos a la carne picada.

Paso 8:

Por último, pica el resto de hojas de albahaca y añádelas al bol de la carne.

Paso 9:

Amasa la carne picada para que se integren bien todos los ingredientes, puedes hacerlo con la ayuda de una pala o una lengua de silicona… aunque la mejor manera de hacerlo es con las manos bien limpias.

Paso 10:

Toma pequeñas porciones de la mezcla de carne picada con la mano, del tamaño de una albóndiga más o menos y dales forma. En cuanto estén bien redonditas aplástalas dando el grosor deseado y siempre una bonita forma redonda. Sigue hasta terminar la carne picada. Acerca una sartén al fuego con un hilito de aceite de oliva virgen extra y, cuando esté bien caliente, ve haciendo vuelta y vuelta tus filetes rusos.

Presentación:

Dependiendo del tamaño que hayas hecho los filetes rusos, sirve dos o tres por cada comensal y salsea por encima con el tomate frito. Ya están listos tus filetes rusos con tomate casero y albahaca… acompaña con pan tipo chapata y verás cómo terminas mojando la salsa… aunque hay a quien le gusta comerlos en bocata.

Sugerencia:

La gracia de estos filetes rusos con tomate casero y albahaca es preparar tu propia salsa de tomate frito… pero si andas mal de tiempo y quieres improvisar una cena rápida, puedes emplear el tomate frito estilo casero marca DIA. Ponlo en un cazo y acércalo al fuego. Añade la albahaca picada y un poco de pimienta negra recién molida. ¡Nadie notará la diferencia!

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.