Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Ensalada de pera y roquefort

Verduras y frutas
Entrantes, Guarnición, Plato frío, Plato único, Primer plato
Ligera

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
queso azul ( roquefort 125 gr ) queso azul roquefort 125 gr
pera ( 1 ud ) pera 1 ud
lechuga ( hoja de roble 50 gr ) lechuga hoja de roble 50 gr
rúcula ( 50 gr ) rúcula 50 gr
nueces nueces
semillas de sésamo semillas de sésamo
aceite de oliva vírgen extra aceite de oliva vírgen extra
vinagre de jerez vinagre de jerez
sal sal
Ocultar 4 personas
queso azul ( roquefort 250 gr )
pera ( 2 uds )
lechuga ( hoja de roble 100 gr )
rúcula ( 100 gr )
nueces
semillas de sésamo
aceite de oliva vírgen extra
vinagre de jerez
sal
Ocultar 6 personas
queso azul ( roquefort 375 gr )
pera ( 3 uds )
lechuga ( hoja de roble 150 gr )
rúcula ( 150 gr )
nueces
semillas de sésamo
aceite de oliva vírgen extra
vinagre de jerez
sal

Descripción

Los quesos, la fruta y los frutos secos son valiosísimos complementos para crear sabores únicos en las ensaladas. ¿O es que sabe igual una ensalada con parmesano y piñones que una con mozzarella y fresas? Esta ensalada de pera y roquefort con contrastes de nueces y sésamo blanco es una delicia cargada de matices. El dulzor de la pera y la incisiva salinidad del roquefort consiguen complementarse de una manera asombrosamente armónica para dar lugar a una ensalada digna de una recepción de lujo.

Paso 1:

Lava la pera, sécala y pélala con un pelador o un cuchillo tipo puntilla bien afilado. A continuación, córtala en dados de tamaño mediano, cómodos para comer de un solo bocado. Resérvalos. 

Paso 2:

Enjuaga cuidadosamente las hojas de lechuga y rúcula. Después, escúrrelas convenientemente hasta que estén secas. Si cuentas con un centrifugador de verduras no dudes en usarlo: dejará las hojas limpias y secas en pocos segundos.

Paso 3:

Si adquieres las nueces enteras (la opción más recomendable si no tienes un consumo muy frecuente, puesto que la cáscara protege el fruto del enranciamiento durante más tiempo que en el caso de las nueces peladas), casca la corteza, extrae el fruto y trocéalo con un cuchillo o con los propios dedos.

Paso 4:

Trocea cuidadosamente el queso procurando que no se desmigue. Ya habrá tiempo para eso cuando remuevas tu ensalada de pera y roquefort justo antes de hincarle el diente.

Presentación:

Prepara tu ensalada de pera y roquefort disponiendo en primer lugar una cama de hojas verdes de rúcula y lechuga hoja de roble. Sobre ella distribuye los dados de pera y de queso roquefort. Seguidamente, esparce semillas de sésamo blanco o ajonjolí al gusto y concluye regando la ensalada con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, sal y vinagre al gusto. ¡Lista para comer!

Sugerencia:

Para que esta ensalada de pera y roquefort desarrolle todo su sabor distintivo no nos vale cualquier queso. El mejor es el queso roquefort de la línea Delicious de DIA, un producto gourmet muy cuidado para desarrollar un sabor único. 

Alternativas:

Si no tienes nueces o no te hacen demasiada gracia, puedes sustituirlas perfectamente por tu fruto seco predilecto. Pica ligeramente unas almendras o unas avellanas y añádelas sin miedo. ¡Tu ensalada de pera y roquefort estará deliciosa igualmente!

En Demos la vuelta al día: Trucos para hacer un filete empanado perfecto 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.