Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Croquetas de calabaza y queso Scamorza

Panes y masas
Aperitivos y tapas, Entrantes
Moderna

Ingredientes:

Ocultar 6 personas
500 gr de calabaza
100 gr de queso scamorza ahumado
3 huevos
1 cucharada de perejil picado
80 gr de pan rallado
50 gr de harina
50 gr de queso curado rallado
pimienta
aceite de oliva virgen extra
sal

Descripción

Hoy os traigo una receta de croquetas de calabaza y queso Scamorza. En casa es una de recetade aprovechamiento a las que acudo para aprovechar las pechugas que sobran del pavo asado o del pollo o del cocido. Se pueden hacer de casi cualquier cosa ,además se pueden preparar en grandes cantidades y congelarlas ya que en el congelador nos aguantan meses y meses y recurrir a ellas para salir de un apuro. Son muy fáciles de cocinar y vienen de lujo para dar salida a los restos de comida que nos quedan y que nos da pena. Seguro que estáis conmigo cuando digo que hoy en día la croqueta sigue siendo una eficaz forma de terminar de reciclar unos restos de comida. Ademas a todos los niños, en general, les encantan y nos sirven tanto para la cena como para la comida e incluso para un aperitivo. Es un plato fácil de preparar y el resultado es espectacular, nada que ver con las que venden en los supermercados precocinados, por mucho que nos hablen de receta tradicional. Además los niños mas peques nos pueden ayudar a rebozarlas.
Comenzaremos cortando la calabaza en rodajas y, a continuación en trozos más pequeños que colocamos en un recipiente apto para el microondas. Introduciremos a potencia máxima durante 15 minutos.
Pasado este tiempo, retiraremos la piel de la calabaza ya asada, la cortaremos y la colocaremos en un vaso de batidora donde la trituraremos hasta conseguir un puré.
Después, colocaremos el puré en un cuenco y añadiremos el scamorza ahumado en trozos pequeños, el perejil, el huevo, el queso rallado curado, sal y pimienta.
Mezclaremos bien los ingredientes hasta obtener una mezcla lo más homogénea que sea posible (en caso necesario, podemos añadir pan rallado para que la masa sea más compacta).
Por último, le daremos forma redondeada a las croquetas y las pasamos por harina, huevo y pan rallado. Freíremos en abundante aceite caliente y servimos bien calentitas. Y nuestras croquetas de calabaza y queso Scamorza ya están listas para comerlas.

CONSEJOS:
-Si no podemos conseguir este tipo de queso, podemos cambiarlo por cualquier otro queso ahumado y cremoso.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.