Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Costillas de cerdo con salsa de vino y tomates

Carnes
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 4 personas
1 y ½ kg de costillas de cerdo
1 cucharita de comino seco
16 dientes de ajo
¼ cucharita sal
200 ml vino blanco, seco
1 vaso 200 ml agua
4 cucharas de aceite

para la salsa de tomates:
2 cebollas
1 cucharita albahaca
500 gramos tomates triturados o de la lata
2 cucharas aceite
½ cucharita de jengibre en polvo

Descripción

Un plato que puede formar parte de nuestras mesas en navidad, ya sea para Nochebuena o Nochevieja es esta receta de costillas de cerdo con salsa de vino y tomate que está muy rico y que al hacerse al horno, no tienes que preocuparte mucho de ella y nos dé tiempo a arreglarnos, ja ja ja. Espero que os animéis a prepararlo, yo por si acaso os cuento como prepararlo y hacerlo, al menos, como lo hago yo. Mi deber es avisaros de que queda riquísimo.

Lo primero que tenemos que hacer es cortar las costillas de cerdo en varias partes. Con la ayuda de un cuchillo, hacemos unos cortes en la carne e introducimos en cada una medio diente de ajo.
Los trozos de costilla de cerdo se ponen en una bandeja honda con unas 4 cucharas de aceite. A la bandeja se añaden los 200 ml. agua y 200 ml. vino blanco seco junto con el comino.
A continuación se pone la bandeja con los trozos de carne de cerdo al horno a una temperatura media. Cuando haya pasado más o menos una hora nos ponemos a hacer la salsa de tomate.
Para ello se pican finamente con el cuchillo o con el robot de cocina las dos cebollas. Se echa el aceite de oliva en una sartén y se lleva al fuego.
Se fríen las cebollas hasta que estén un poco doraditas, momento en el que se añaden los tomates triturados y se dejan hervir por algunos minutos.
Cuando la salsa tiene suficiente consistencia se añada una cucharita de albahaca, y ½ cucharita jengibre.
Cuando veamos que la carne de cerdo ya está perfectamente cocinada se retira del horno. Separamos la carne de la salsa que haya en la bandeja y se pone en una fuente. A la salsa, mezcla del vino y los jugos que ha soltado la carne al cocinarse, se le añade la salsa de tomate y se revuelve bien.
Ahora ya solo nos queda servir. Sobre las costillas de cerdo vertemos una gran cantidad de salsa de vino y tomate y ¡listo!
Deliciosas estas costillas de cerdo con salsa de vino y de tomates al horno.

CONSEJOS:
- Yo utilice para este asado vino blanco seco, pero se puede utilizar vino tinto seco.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.