Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cómo hacer roscón de Reyes sin gluten

Postres y dulces
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 12 personas
200 gr de harina o preparado especial sin gluten
1 cucharada de miel
60 gr de mantequilla
pizca de sal
5 huevos (reserva una yema a parte)
15 gr de levadura fresca (de panadería)
1 cucharadita de esencia de vainilla
ralladura de medio limón
para la decoración:
almendra molida
1 yema de huevo
2 cucharadas de leche
leche
fruta confitada
azúcar glacé
sirope de maíz o clara de huevo

Descripción

Un dulce muy típico que se come en toda España la víspera de la noche de Reyes, es el roscón de reyes. Durante ese día, los escaparates de nuestras pastelerías se llenan de este dulce elaborado de muchísimas maneras, con rellenos diferentes pero que todos están buenísimos. Yo, celiaca desde hace 10 años, no puedo comerlo y en mi pueblo no encuentro ninguna pastelería que hagan el roscón de manera que yo lo pueda comer por que lo hace un par de años decidí elaborar mi propio roscón de reyes sin gluten ¡Delicioso!
En un cuenco desmigaremos la levadura fresca (he usado una que pone etiqueta sin gluten (no sabía siquiera que la hubiera y he quedado fascinada), añadiremos la harina apta para celíacos e incorporaremos el resto de los ingredientes excepto la mantequilla que deberá estar a temperatura ambiente.
Removeremos vigorosamente (si usas robot, a velocidad media y usando el gancho para amasar) durante unos 5 minutos, hasta que notes que la masa está bien integrada, añade la mantequilla y continua batiendo durante otros 15 minutos, hasta que obtengas una textura pastosa.
Verteremos el contenido de la masa en un molde para savarín (con hueco en medio, de unos 22 cm de diámetro) y alisaremos con una espátula la superficie. Lo dejaremos reposar tapado con papel film y un trapo en un lugar cálido y cerrado, el horno apagado y con la luz encendida me ha dado muy buenos resultados.
Transcurridos 2 horas notarás que la masa ha crecido y ha llenado por completo el molde, quita el papel film cuidadosamente y agítalo un poco para que se le salga el exceso de gas. Notarás que bajará un poquito pero no te preocupes pues luego en el horno volverá a crecer.
Batiremos la yema de huevo con leche y con una brocha unta con mucho cuidado por encima de la superficie, espolvorearemos la almendra molida (también vale en láminas) para que se quede pegada, y procederemos a decorar con la fruta confitada.
Hornearemos a 200 grados centígrados (horno precalentado) durante aproximadamente 20-25 minutos, retiraremos una vez esté hecho y colocaremos en una rejilla para enfriar más rápidamente.
Una vez frío, volcaremos el roscón y con una cuchara abriremos un hueco por debajo para colocar la sorpresita que prefieras (esto es opcional), yo la he envuelto en papel film para que no se manche.
Procederemos a emplatar y a decorar con glasa real (mezcla de azúcar, leche y sirope de maíz o clara de huevo) por encima.
¡¡¡Feliz día de Reyes y a disfrutar en familia!!!

CONSEJOS:
-Para evitar que la fruta confitada se hunda en el roscón durante el horneado, te recomiendo que la coloques cuidadosamente por encima, pero sin presionarla, pues durante el horneado tu roscón aumentará de tamaño y la fruta tenderá a quedar un poco hundida, si presionas demasiado igual se va para adentro del todo.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.