Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Coliflor con salsa bechamel y mozzarella

Verduras y frutas
Plato caliente, Primer plato
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 4 personas
1 coliflor.
100 g de queso mozzarella rallado.
1 trocito de mantequilla (una cucharadita colmada).

para la salsa bechamel:
2 cucharadas de harina de trigo común.
1 pizca de pimienta molida (blanca o negra).
1/2 litro de leche.
50 g de mantequilla.
1 pizca de nuez moscada molida.
sal a gusto.

Descripción

He de confesar que odio comer verduras. Imagino que esto mismo le pasará a millones de personas en este planeta pero lo que menos me gusta es reconocer que hay que comerlas porque es importante para nuestra alimentación. Una manera que tengo de comerlas es escondiéndolas en otros platos o aderezándolas con salsas donde el sabor se enmascare. Una de estas recetas que utilizo para comer la verdura, es la coliflor con salsa bechamel y queso mozzarella que mi madre me hacía a mí y que ahora hago yo para mis niños y para mí. Es muy sencilla y está rica.

Comenzaremos por cortar la coliflor en ramilletes grandecitos y los herviremos en abundante agua hasta que queden tiernos (unos 15 minutos aproximadamente).
Una vez estén los escurriremos, los salpimentaremos al gusto y los colocaremos en una fuente refractaria untado todo su interior con bastante mantequilla. Reservaremos.
Prepararemos la salsa bechamel derritiendo la mantequilla en una cacerolita. Añadiremos la harina y la mezclaremos con cuchara de madera constantemente mientras se la deja cocinar a fuego lento un minutito.
A continuación vamos a incorporar la leche y a mezclar con varilla para evitar la formación de grumos obteniendo una salsa ligeramente espesa. Salpimentaremos a gusto y condimentaremos con nuez moscada.
Verteremos la salsa bechamel sobre los ramilletes de coliflor cubriéndolos completamente.
Por último vamos a esparcir por encima el queso rallado y gratinaremos al horno.
Cuando el queso se gratine y dore, ya podemos retirar la coliflor con salsa bechamel y queso mozzarella del horno.
Sirve a cada uno una buena ración en el plato, como la de la foto, porque está tan buena que todo el mundo querrá comer mucha.
¡A comer!

CONSEJOS:
-También se puede elaborar esta receta empleando ramilletes de coliflor que se compran congelados y ya cocidos. Por supuesto descongelarlos previamente.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.