Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cinnamon rolls o pan de canela

Postres y dulces
Plato frío
Internacional, Moderna, Para niños, Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas

Para la masa previa:

agua ( 60 ml. ) agua 60 ml.
harina ( de fuerza, 15 gr. ) harina de fuerza, 15 gr.

Para la masa:

harina ( de fuerza, 210 gr. ) harina de fuerza, 210 gr.
agua ( 90 ml. ) agua 90 ml.
huevos ( 30 gr. ) huevos 30 gr.
azúcar ( 30 gr. ) azúcar 30 gr.
azúcar ( invertido, 10 gr. ) azúcar invertido, 10 gr.
levadura de panadería ( 3 gr. ) levadura de panadería 3 gr.
sal ( una pizca ) sal una pizca
leche ( en polvo, 14 gr. ) leche en polvo, 14 gr.
mantequilla ( en pomada, 40 gr. ) mantequilla en pomada, 40 gr.

Para la cobertura:

azúcar moreno ( al gusto ) azúcar moreno al gusto
canela molida ( al gusto ) canela molida al gusto
mantequilla mantequilla

Para el glaseado:

limón limón
azúcar glas azúcar glas
Ocultar 4 personas

Para la masa previa:

agua ( 125 ml. )
harina ( de fuerza, 30 gr. )

Para la masa:

harina ( de fuerza, 420 gr. )
agua ( 185 ml. )
huevos ( 60 gr. )
azúcar ( 60 gr. )
azúcar ( invertido, 20 gr. )
levadura de panadería ( 6 gr. )
sal ( una pizca )
leche ( en polvo, 28 gr. )
mantequilla ( en pomada, 80 gr. )

Para la cobertura:

azúcar moreno ( al gusto )
canela molida ( al gusto )
mantequilla

Para el glaseado:

limón
azúcar glas
Ocultar 6 personas

Para la masa previa:

agua ( 180 ml. )
harina ( de fuerza, 45 gr. )

Para la masa:

harina ( de fuerza, 630 gr. )
agua ( 275 ml. )
huevos ( 90 gr. )
azúcar ( 90 gr. )
azúcar ( invertido, 30 gr. )
levadura de panadería ( 9 gr. )
sal ( una pizca )
leche ( en polvo, 42 gr. )
mantequilla ( en pomada, 120 gr. )

Para la cobertura:

azúcar moreno ( al gusto )
canela molida ( al gusto )
mantequilla

Para el glaseado:

limón
azúcar glas

Descripción

Aunque su origen se sitúa en Suecia, este dulce se ha hecho muy popular en todo el norte de Europa y en EE.UU, donde  -junto a los doughnut– los cinnamon rolls o pan de canela (es decir, rollitos de canela) suelen estar entre los bocados preferidos. Existen también versiones saladas, que juegan con especias como el cardamomo. Además puedes darle tu propio toque con variados frutos secos o, por ejemplo, uvas pasas, que se usan a menudo. La receta es un poquito laboriosa, pero el resultado es esponjoso y te durarán en perfecto estado varios días, así que, merece la pena invertir un poquito de tiempo.  Y si te gusta la canela…¡no lo dudes ni un segundo!

Paso 1, para la masa previa:

Vamos a hacer una elaboración previa, una especie de premasa, con la que conseguiremos la esponjosidad que estos pastelitos merecen. Pon la harina y el agua en un cazo a fuego medio y remueve con una espátula sin parar. Cuando veas que ha espesado y empieza a separarse de las paredes retira del fuego (si tienes termómetro de cocina puedes medir cuándo alcanza los 65ºC). Debes hacer esta operación con cuidado, a fuego no muy fuerte y sin parar de remover... o corres el riesgo de que se pegue o de que se queme la harina. Tapa con un plástico o papel film y deja enfriar.

Paso 2, para la masa:

Mezcla la masa que has preparado con la harina, la leche en polvo y el azúcar. Haz un volcán con ellos y en el centro vierte el huevo batido, el agua y el azúcar invertido. Ve removiendo, en círculos, haciendo que la harina se vaya integrando. El resultado será un poco pegajoso…pero no te preocupes. Agrega la levadura e intégrala amasando, y luego haz lo mismo con la sal.

Paso 3:

Limpia bien tu encimera o tu mesa de trabajo y amasa con paciencia hasta que consigas una masa manejable. Si cuentas con un robot o amasadora, úsala hasta que la masa te quede elástica.

Paso 4:

Cuando tengas una masa suave y lisa empieza a echar la mantequilla poco a poco (siempre en pomada, es decir, a temperatura ambiente).  Y no añadas más mantequilla hasta que no se haya incorporado bien la anterior. El objetivo es lograr una pasta brillante y lisa, aunque un poco pegajosa. Ahora es tiempo de dejar que leve, hasta que doble su volumen, en un bol impregnado con un chorrito de aceite, durante 1 hora y tapado.

Paso 5, para la cobertura de los cinnamon rolls o pan de canela:

Divide la masa en dos partes. Estira en forma rectangular con la ayuda de un rodillo y extiende una capa de mantequilla en pomada cuidadosamente por encima, sin cubrir los bordes. Ahora mezcla azúcar moreno con canela en polvo y espolvorea tu masa con esta mezcla y haz un rollo.  Después corta este rollo en porciones de unos 2 centímetros de grosos y coloca en una bandeja o molde. Deja de nuevo que vuelvan a doblar su volumen.

Paso 6:

Precalienta el horno a 190ºC-200ºC y hornea durante 12 minutos aproximadamente, hasta que cojan un tono dorado. Deja que se enfríen sobre una rejilla para que no acumulen humedad.

Paso 7, el glaseado:

Elabora un glaseado mezclando una cucharada de zumo de limón con un par de azúcar glas. Sigue incorporando azúcar hasta que alcances la consistencia de un glaseado. Y si necesitas más cantidad, vuelve a repetir el proceso. Cuando los rolls estén fríos, píntalos con este glaseado generosamente. Para que se conserven mejor, guarda tus cinnamon rolls o pan de canela en un recipiente hermético.

Presentación:

Un vaso de chocolate calentito en invierto, un zumo refrescante en verano… Acompaña tus cinnamon rolls o pan de canela a la hora del desayuno o de la merienda con la bebida que más te apetezca y disfruta de la esponjosidad de todo un clásico. Los puedes tomar tanto fríos, como templados, al poquito de salir del horno.

Curiosidad: el azúcar invertido

El azúcar invertido es una especie de almíbar que hace que nuestra repostería esté más tierna por más tiempo, o que nuestra helados caseros sean mucho más cremosos. De mantera natural, está presente en alimentos como la miel o el jarabe de arce (de hecho, pueden ser buenos sustitutos…). Aunque se suele comprar ya hecho, el azúcar invertido también puedes prepararlo de forma casera con gasificantes de repostería. Y como tiene un gran poder endulzante, usarás menos azúcar en tus postres.   cremoao﷽﷽﷽o que nuestra helados caseros sean mucho mñademof

Sugerencia:

Si quieres que tus cinnamon rolls o pan de canela sean perfectos, hay dos ingredientes que no debes descuidar: por supuesto, la canela en polvo, y también la mantequilla. Si pruebas la de marca DIA descubrirás que tiene una proporción grasa ideal para la bollería, y que te servirá además para trabajar con guisos y productos salados.

En Demos la vuelta al día: Los 10 Mandamientos del buen repostero

En Demos la vuelta al día: Las 7 especias que no pueden faltar en tu alacena

En Demos la vuelta al día: No es un mito… el desayuno es la comida más importante del día

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.