Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Chocos con papas

Huevos y patatas, Pescados y mariscos
Plato caliente, Segundo plato
Ligera, Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
sepia ( 350 gr. ) sepia 350 gr.
patatas ( 375 gr. ) patatas 375 gr.
cebolla ( 100 gr. ) cebolla 100 gr.
pimiento verde ( medio ) pimiento verde medio
ajo ( 1 diente ) ajo 1 diente
tomate frito ( 3 cucharadas ) tomate frito 3 cucharadas
guisantes ( media latita ) guisantes media latita
laurel ( 1 hoja ) laurel 1 hoja
vino blanco ( 63 ml. ) vino blanco 63 ml.
aceite de oliva vírgen extra aceite de oliva vírgen extra
agua ( 250 ml. ) agua 250 ml.
sal ( 1 cucharilla ) sal 1 cucharilla
cúrcuma ( una pizca ) cúrcuma una pizca
Ocultar 4 personas
sepia ( 700 gr. )
patatas ( 750 gr. )
cebolla ( 200 gr. )
pimiento verde ( 1 ud. )
ajo ( 2 dientes )
tomate frito ( 5 cucharadas )
guisantes ( 1 latita )
laurel ( 1 hoja )
vino blanco ( 125 m. )
aceite de oliva vírgen extra
agua ( 500 ml. )
sal ( 1 cucharada )
cúrcuma ( una pizca )
Ocultar 6 personas
sepia ( 1.050 gr. )
patatas ( 1.125 gr. )
cebolla ( 300 gr. )
pimiento verde ( uno y medio )
ajo ( 3 dientes )
tomate frito ( 7 cucharadas )
guisantes ( una latita )
laurel ( 2 hojas )
vino blanco ( 190 ml. )
aceite de oliva vírgen extra
agua ( 750 ml. )
sal ( 1 cucharada )
cúrcuma ( 1 cucharilla )

Descripción

Se comen en toda Andalucía… pero los chocos con papas son un plato típico en Cádiz. Se trata de uno de esos guisos de toda la vida, de los que bordan las madres, y que no necesitan cambiar ningún detalle porque, tal y como están, son deliciosos. ¡Ah! y para los que se lo estén preguntando, el choco no es más que una sepia. Choco es el nombre con que se conoce a este cefalópodo en Andalucía y en Galicia… en Cantabria se le denomina cachón y en el país vasco, txoko, jibia o txautxa.

Paso 1:

Pela la cebolla y el ajo y pícalos muy fina. Lava el pimiento y córtalo en trozos pequeños. 

Paso 2:

Por su parte, limpia la sepia (si no la has comprado ya limpita) y córtala en trozos… como de un dedo de largo y grueso (o más pequeños si te gustan así), y resérvala en frigorífico.

Paso 3:

Pon un chorrito de aceite a calentar en una olla amplia a fuego medio-alto. Añade la cebolla, el pimiento y el ajo. Añade también la sal y el laurel. Baja un poco el fuego para que no se quemen las verduras, y deja que se hagan hasta que estén bien blanditas. En ese momento, añade el tomate frito.

Paso 4:

Añade después los trozos de sepia, sube un poco el fuego y remueve durante un par de minutos. Añade el vino blanco y remueve durante un minuto mientras se va reduciendo el vino. Cuando prácticamente haya desaparecido, añade el agua (no es necesario que esté caliente… pero tampoco fría, lo ideal es que esté del tiempo). Este, es también el momento de añadir la cúrcuma para dar un bonito color a tu guiso. Deja a fuego medio durante 15 minutos.

Paso 5:

Mientras se va haciendo, prepara las patatas. Pélalas, lávalas y cháscalas. Chascar las patatas significa cortar pequeños trozos... pero sin corte limpio del cuchillo, sino rompiéndolas. Para ello, coge la patata con una mano y, con el cuchillo en la otra, haz un corte, como si empezaras a cortar un trozo, pero en mitad del corte, levanta el cuchillo, girándolo hacia ti. Así el trozo de patata se terminará rompiendo de una forma irregular. Esto se hace para que la patata libere una mayor cantidad de amidón, que ayudará a espesar de forma natural el caldo de tu guiso. Repite la operación hasta que hayas troceado todas las patatas.

Paso 6:

Cuando haya pasado el tiempo indicado de cocción, añade las patatas al guiso, da una vuelta, y déjalo al fuego hasta que las patatas estén bien tiernas, lo que llevará entre 15 y 30 minutos, dependiendo del tipo de patata y del tamaño de los trozos. Hacia la mitad de este tiempo… incorpora los guisantes. Corrige de sal si fuera necesario.

Presentación:

Sirve  tu guiso bien calentito, en bonitos cuencos individuales, y adorna con una ramita de alguna hierba aromática o, mejor aún, con unas gotas de aceite de oliva con perejil triturado y bien emulsionado.

Sugerencia:

Si para tus chocos con papas utilizas guisantes congelados para hacer esta receta, como están muy fríos, al incorporarlos al guiso, se cortará la cocción. No es muy grave, pero te recomendamos que utilices una latita de guisantes marca DIA. La cantidad es la idónea y son finos y muy tiernos. ¡Acertarás!

En Demos la vuelta al día encontrarás muchos otros guisos ricos y más: 

-Recetas de pescado en salsa

-Truco: Congelar y descongelar pescado ¡sin perder sabor!

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.