Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Chips de calabacín

Verduras y frutas
Aperitivos y tapas, Entrantes, Guarnición, Plato caliente
Ligera, Moderna, Para niños

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
calabacín ( 1 ud. ) calabacín 1 ud.
harina ( 100 gr. ) harina 100 gr.
aceite de girasol ( lo necesario para freír ) aceite de girasol lo necesario para freír
sal sal
pimienta negra pimienta negra
sal en escamas sal en escamas
Ocultar 4 personas
calabacín ( 2 uds. )
harina ( 200 gr. )
aceite de girasol ( lo necesario para freír )
sal
pimienta negra
sal en escamas
Ocultar 6 personas
calabacín ( 3 uds. )
harina ( 300 gr. )
aceite de girasol ( lo necesario para freír )
sal
pimienta negra
sal en escamas

Descripción

Unas patatas fritas en forma de chips... son un valor seguro. Como guarnición o como snack. Ahora, está de moda preparar de la misma forma muchas otras hortalizas, como la zanahoria, la chirivía o la berenjena. Hoy os presentamos unos chips de calabacín, un aperitivo rico, saludable e... ¡irresistible!

Paso 1:

Lava los calabacines bajo el chorro de agua, sécalos cuidadosamente con la ayuda de un paño de cocina limpio o bien con un papel de cocina absorbente. Corta los dos extremos y deséchalos. Con la ayuda de una mandolina, haz rodajas bien finitas del calabacín. Si no tienes mandolina, también puedes hacerlo con la ayuda de un cuchillo bien afilado, aunque en este caso será un poco más difícil hacer rodajas iguales y uniformes del calabacín y muy finitas. Sea como sea, es importante que el calabacín esté bien fresco y terso, nunca blando ni lacio.

Paso 2:

Extiende las rodajas de calabacín sobre una bandeja y salpimiéntalas generosamente. Debes añadir bastante sal, para que absorba bien la humedad del calabacín. Deja reposar 10 minutos.

Paso 3:

Pasado ese tiempo, frótalas con mucha suavidad con la ayuda de un papel de cocina absorbente para retirar el exceso de sal.

Paso 4:

Hecho esto, pásalas ligeramente por harina, dándoles golpecitos con la mano para retirar el exceso de harina.

Paso 5:

Acerca al fuego una sartén con abundante aceite de girasol. Cuando esté bien caliente, ve añadiendo las chips de calabacín en pequeñas tandas, para que no baje de golpe la temperatura del aceite. A medida que vayan estando doraditas por los dos lados, ve sacándolas a un papel absorbente para retirar el exceso de aceite. Así, hasta que estén hechas todas.

Presentación:

Sirve tus chips de calabacín recién hechas, con unas pocas escamas de sal por encima. Un snack sano, divertido y... ¡super crujiente!.

¿Horno o freidora?

Los chips se suelen hacer fritos... los chips de patatas y de otras hortalizas. Sin embargo, con verduras alargadas como el calabacín o el pepino... los resultados no son tan buenos. Al tener mucha agua, te arriesgas a que no queden crujientes. El hecho de utilizar harina es precisamente para evitarlo. Otra opción es hacer estos chips de calabacín en el horno. En este caso solo tendrás que colocar los chips sobre la bandeja del horno cubierta con papel vegetal, salpimentarlas, pintarlas de aceite de oliva con la ayuda de un pincel y pasarlas por pan rallado. Hornealas durante 20 a 180°... hasta que se les vea bien crujientes.

Sugerencia:

Aunque el aceite de girasol es menos estable que el de oliva a altas temperaturas... en este caso es ideal. El aceite de oliva, con más sabor y carácter que el de girasol, podría matar un poco el sabor del calabacín. Sea como sea, no dudes en emplear el aceite de girasol marca DIA.

En Demos la vuelta al día: Objetivo: patatas fritas crujientes y doradas

En Demos la vuelta al día: Reutilizar aceite… ¿cuántas veces?

En Demos la vuelta al día: Consejos para elegir el aceite de oliva

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.