Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cerdo frito con guindilla

Carnes, Verduras y frutas
Plato caliente, Plato único, Segundo plato
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
1/2 kilo de tostón
una guindilla
dos dientes de ajo
una pizca de orégano
sal a gusto
150 ml de vino blanco
una cucharilla de pimentón dulce
aceite de oliva
pan rallado
huevo

Descripción

Para hacer un riquísimo cerdo fritos con guindillas ricos de verdad, es necesario poner los filetes de lomo de cerdo en el adobo desde el día anterior a su preparación, ese es el verdadero truco, ya que de esta manera la carne absorberá todos los sabores convirtiéndose en un auténtico manjar.

Para prepararlo, en un bol grande echamos los dos dientes de ajo, una pizca de orégano, el vino blando, la guindilla, el pimentón dulce y la sal, siempre al gusto. Lo removemos bien para que se mezclen todos los ingredientes y lo dejamos reposando a temperatura ambiente pero fresca. Cortamos el lomo de cerdo en filetes como queramos y los metemos en el adobo hasta el día siguiente.
En el momento de hacer el plato, cogemos los filetes de cerdo adobados y los pasamos por huevo y pan rallado.
Ponemos una sartén con aceite abundante a calentar y metemos los filetes de cerdo adobados cuando éste esté bien caliente. En el momento en que estén bien doraditos por ambas caras, los sacamos a un plato con papel absorbente para quitar el exceso de grasa y los reservamos en la fuente en la que vayamos a presentar nuestro plato.
Con el adobo que sobra podemos hacer una salsa echándolo en una sartén y añadiendo 100 mililitros de agua. Lo removemos bien y tendremos una salsa perfecta para acompañar a este estupendo cerdo con guindilla.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.