Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cazuela de pechugas gratinadas con salsa de tomate

Aves, Verduras y frutas
Plato caliente, Segundo plato
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 4 personas
2 pechugas de pollo fileteadas.
bechamel
salsa de tomate casera.
queso para gratinar.

Descripción

Si queréis convertir unas simples pechugas de pollo en un plato mucho más interesante y apetecible, os recomiendo que sigáis esta receta de cazuela de pechugas gratinadas con salsa de tomate. Haciendo este plato conseguís que las pechugas queden realmente jugosas y sabrosas.

Antes de ponernos a preparar la receta lo que hacemos es encender el horno para que vaya adquiriendo temperatura, a unos 180º.
Lo siguiente será preparar la bechamel, ya sabéis, en una sartén con un poco de aceite o mantequilla se rehoga un poco de harina, y en cuanto empiece a tostarse se le va añadiendo leche, a temperatura ambiente o caliente, hasta que adquiera el espesor deseado. Se le condimenta con un poco de sal y pimienta negra, y para aquellos que les guste, un poco de nuez moscada.
Con esta bechamel cubrimos una cazuela de barro, más o menos con la mitad de la salsa.
Distribuimos las pechugas de forma que cubran la cazuela.
Vertemos el resto de la bechamel sobre las pechugas.
A continuación vertemos la salsa de tomate sobre la bechamel, para terminarlo de cubrir con el queso.
Lo llevamos a hornear hasta que el queso esté gratinado. En ese momento apagamos el horno y dejamos que las pechugas se terminen de cocinar con el calor residual del mismo y de la cazuela.

Como veis esta cazuela de pechugas gratinadas con salsa de tomates un plato muy sencillo de hacer, pero realmente sabroso.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.