Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cardo gratinado con almendras

Verduras y frutas
Plato caliente, Primer plato
Ocasiones especiales, Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
cardo ( 500 gr. ) cardo 500 gr.
salsa bechamel ( al gusto ) salsa bechamel al gusto
almendra entera ( 50 gr. ) almendra entera 50 gr.
sal sal
pimienta negra pimienta negra
nuez moscada nuez moscada
queso parmesano ( opcional ) queso parmesano opcional
Ocultar 4 personas
cardo ( 1 kg. )
salsa bechamel ( al gusto )
almendra entera ( 100 gr. )
sal
pimienta negra
nuez moscada
queso parmesano ( opcional )
Ocultar 6 personas
cardo ( 1.500 gr. )
salsa bechamel ( al gusto )
almendra entera ( 150 gr. )
sal
pimienta negra
nuez moscada
queso parmesano ( opcional )

Descripción

Cardo gratinado con almendras: Una receta que sabe a tradición y que resulta de lo más sabrosa y elegante, gracias a los frutos secos y la bechamel. El cardo, a pesar de su nombre, es una verdura muy fina y suave. Y aunque su temporada en muy corta, en invierno, gracias a las conservas, podemos disfrutar de ella durante todo el año. ¡Pruébala!

Paso 1:

Para hacer este cardo gratinado con almendras, lo primero que debemos hacer es cocer la verdura. Para ello, acerca una cacerola al fuego con abundante agua, bien tapada. Cuando rompa a hervir, introduce el cardo y un pellizco de sal. Hierve hasta que el cardo esté en su punto, bien tierno, la mejor manera de comprobarlo es pincharlo y asegurarte de que esté bien hecho.

En este caso hemos partido de cardo en conserva, de manera que lo único que hemos tenido que hacer es escurrirlo bien de su líquido de conservación. Pero si dispones de cardo fresco lo tendrás que limpiar.

Paso 2:

Cuando esté listo, escúrrelo y reserva.

Paso 3:

Calienta la salsa bechamel en un cazo si usas una salsa ya elaborada, o prepárala normalmente con harina, mantequilla y leche. Pruébala y ponla a punto de sal, pimienta negra y nuez moscada.

Paso 4:

Incorpora las almendras troceadas someramente.

Paso 5:

Pasa el cardo a una fuente apta para el horno, napa con la bechamel y termina adornando con alguna almendra entera. Si quieres, termina con un poco de queso rallado.

Paso 6:

Mete en el horno, que ya debe estar caliente a 180°C y gratina durante 5 o 7 minutos.

Presentación:

Sirve tu cardo gratinado con almendras inmediatamente, bien calentito… ¡a disfrutar!.

Sugerencia:

A la hora de hacer este cardo gratinado con almendras no dudes en emplear el cardo en conserva marca DIA, que se presenta en un cómodo frasco de cristal… es de una calidad extraordinaria.

Como limpiar el cardo:

Si en la corta temporada del cardo compras cardo fresco tendrás que limpiarlo… una tarea que lleva cierto trabajo, pero merece la pena. Debes hacerlo con guantes o bien frotarte las manos muy bien con un limón partido por la mitad… o te arriesgas a que tus manos se ennegrezcan… ¡y sale muy mal!.

Comienza por retirar las hojas y quedarte con las pencas. Ahora tienes que retirar los hilos o fibras que tienen las pencas en su parte exterior. La forma más fácil de hacerlo es comenzar a partir la penca sin llegar a cortar del todo y así poder `tirar’ de esas fibras. En su parte interior o cóncava, también hay que retirar una especie de telilla.

Después, parte en trozos las pencas y ve echándolos en un bol con agua y el zumo de medio limón para que no se oxide. El cardo ya está listo para cocinar.

En Demos la vuelta al día: Cómo evitar salpicaduras de aceite

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.