Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Caracolas o galets rellenas de marisco

Arroces y pastas, Pescados y mariscos
Entrantes, Plato frío, Primer plato
Ligera, Moderna

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
caracolas o galets ( 150 gr. ) caracolas o galets 150 gr.
atún en conserva ( 2 latitas ) atún en conserva 2 latitas
langostinos ( 100 gr. ) langostinos 100 gr.
tomates ( 1 ud. ) tomates 1 ud.
maíz ( dulce, media latita ) maíz dulce, media latita
queso cremoso ( 125 gr. ) queso cremoso 125 gr.
nata para cocinar ( 50 ml. ) nata para cocinar 50 ml.
sal sal
pimienta negra pimienta negra
aceite de oliva vírgen aceite de oliva vírgen
Ocultar 4 personas
caracolas o galets ( 300 gr. )
atún en conserva ( 3 latitas )
langostinos ( 200 gr. )
tomates ( 2 uds. )
maíz ( dulce, una latita )
queso cremoso ( 250 gr. )
nata para cocinar ( 100 ml. )
sal
pimienta negra
aceite de oliva vírgen
Ocultar 6 personas
caracolas o galets ( 450 gr. )
atún en conserva ( 5 latitas )
langostinos ( 300 gr. )
tomates ( 3 uds. )
maíz ( dulce, una latita y media )
queso cremoso ( 375 gr. )
nata para cocinar ( 150 ml. )
sal
pimienta negra
aceite de oliva vírgen

Descripción

Una receta de pasta ideal para tus días de verano. Fresca, rica y original. No dejes de sorprender a tus invitados con este plato de caracolas o galets rellenas de marisco y aderezada con una suave y sabrosa salsa de queso.

Paso 1:

Pela los tomates. La mejor manera de hacerlo es escaldándolos. Para ello, límpialos bien y hazles un corte en forma de cruz en el extremo curvo. Introdúcelos en agua hirviendo durante 30 segundos y pásalos después a un bol con agua fría para cortar la cocción. Así, ya podrás pelarlos con toda facilidad, tan solo tirando de su piel.

Paso 2:

Una vez pelados, pártelos a la mitad para retirarles las pepitas y todo el jugo que tengan en su interior, para evitar que el jugo del tomate pueda aguar el relleno de las caracolas. Pero... ¡ojo! no tires ni las pepitas ni el jugo del tomate... aunque no los vayas a emplear en esta receta. Los puedes utilizar como un ingrediente más para un aliño de ensalada, o para añadir sabor a un zumo de frutas u hortalizas... aportando un rico sabor fresco. Así que no dudéis en reservarlo y guardarlo para otra elaboración.

Paso 3:

Ahora, pica la carne del tomate en concassé. Concassé es un tipo de corte que se aplica exclusivamente a los tomates... el nombre es de origen francés y quiere decir cortado en trozos.

Paso 4:

Aparte, mezcla el queso cremoso con la nata para cocinar, un pellizco de sal y pimienta negra recién molida. Mezcla todo bien hasta tengas una crema homogénea. Reserva.

Pela los langostinos... si los has comprado congelados, tendrás que descongelarlos antes, preferiblemente en la nevera. Una vez pelados los langostinos, córtalos en trozos pequeños, con un grosor de medio centímetro más o menos, y saltéalos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Para saltear los langostinos, solo tienes que poner la sartén a fuego fuerte junto con el aceite, cuando esté bien caliente añade las colas de langostinos cortadas en trozos y las dejas cocinar unos minutos... moviéndolas un poco. Cuando veas que su color cambia de trasparente grisáceo a rosa, es que están listos. Sea como sea, mejor no quedarse cortos y dejarlos un pelín cruditos, a pasarte de cocción. Reserva.

Paso 5:

Ahora pasa a cocer la pasta. Para ello acerca una olla al fuego con abundante agua. Cuando roma a hervir, incorpora sal y aceite... que ayudará a que las piezas de pasta no se peguen entre sí. Añade también las caracolas, también conocidas como galets o lumaconi en italiano y cuece según las indicaciones del fabricante. Una vez que la pasta esté cocida “al dente”, pásalas a un colador y enfríalas con agua para evitar que se sigan cocinando con su propio calor. Rocíalas con un poco de aceite de oliva, para que no se peguen entre sí.

Paso 6:

Mientras se cuece la pasta, prepara el relleno. Para ello, en un bol, añade el maíz dulce, previamente escurrido, el atún en conserva, también escurrido de su aceite para que la mezcla no quede muy grasa. Añade también los langostinos salteados y el tomate picado. Mezcla todo bien, sazona con sal y pimienta y añade la mitad de la crema de queso. Mezcla bien.

Paso 7:

Con la ayuda de una cucharilla pequeña, ve rellenando tus caracolas con el la mezcla de marisco y crema de queso. 

Presentación:

Sirve tu plato de caracolas o galets rellenas de marisco recién hecho, ligeramente tibio, y acompaña en una salsera aparta con el resto de la crema de queso. Adorna con alguna hojita verde, como perejil o un poco de cebollino picado.

Sugerencia:

No dudes en elaborar esta receta de caracolas o galets rellenas de marisco con los langostinos cocidos y congelados de la marca DIA, son de la máxima calidad y te resultará muy cómodo trabajar con ellos.

Truco:

Si quieres una receta un poco más ligera... sustituye las latas de conserva de atún en aceite, por atún al natural. Porque, aunque escurras muy bien el contenido del aceite... siempre incorporará más grasa. Por otro lado, si te gustan los platos con personalidad y carácter... añade una pizca de queso azul a la crema de queso.

En Demos la vuelta al día: Las 6 claves para cocinar la pasta seca

En Demos la vuelta al día: 9 maneras perfectas de arruinar la comida a un italiano

En Demos la vuelta al día: Escaldar: la cocción saludable

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.