Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cannoli con mascarpone

Postres y dulces
Postre
Internacional, Ocasiones especiales

Ingredientes:

Ocultar 2 personas

Para la masa del cannoli:

harina ( 150 gr. ) harina 150 gr.
azúcar ( 50 gr. ) azúcar 50 gr.
sal ( una pizquita ) sal una pizquita
mantequilla ( 30 gr. ) mantequilla 30 gr.
huevos ( 1 ud. ) huevos 1 ud.
vino blanco ( 3 cucharadas ) vino blanco 3 cucharadas
esencia aroma de vainilla ( 4 gotas ) esencia aroma de vainilla 4 gotas
aceite de girasol ( lo necesario para freír ) aceite de girasol lo necesario para freír

Para el relleno:

queso mascarpone ( 300 gr. ) queso mascarpone 300 gr.
nata para montar ( 125 gr. ) nata para montar 125 gr.
azúcar ( 25 gr. ) azúcar 25 gr.

Para adornar:

azúcar glas azúcar glas
Ocultar 4 personas

Para la masa del cannoli:

harina ( 300 gr. )
azúcar ( 100 gr. )
sal ( una pizca )
mantequilla ( 60 gr. )
huevos ( 2 uds. )
vino blanco ( 6 cucharadas )
esencia aroma de vainilla ( 1 cucharilla )
aceite de girasol ( lo necesario para freír )

Para el relleno:

queso mascarpone ( 600 gr. )
nata para montar ( 250 gr. )
azúcar ( 50 gr. )

Para adornar:

azúcar glas
Ocultar 6 personas

Para la masa del cannoli:

harina ( 450 gr. )
azúcar ( 150 gr. )
sal ( una pizca )
mantequilla ( 90 gr. )
huevos ( 3 uds. )
vino blanco ( 9 cucharadas )
esencia aroma de vainilla ( 1 cucharada )
aceite de girasol ( lo necesario para freír )

Para el relleno:

queso mascarpone ( 900 gr. )
nata para montar ( 375 gr. )
azúcar ( 75 gr. )

Para adornar:

azúcar glas

Descripción

Cannolo significa en italiano “pequeño tubo”, y su plural es cannoli. Y eso es exactamente este delicioso postre: unos pequeños canutillos de masa frita y rellena. El cannoli es un dulce originario de Sicilia típico de Carnaval, aunque, por supuesto, ya se puede encontrar en toda Italia y durante todo el año. Aunque es durante los carnavales cuando los escaparates de las pastelerías sicilianas se llenas de impresionantes pirámides formadas con estos deliciosos canutillos. El relleno original es con queso ricota… aunque nosotros te proponemos una deliciosa y cremosa variedad: cannoli con mascarpone. ¡¡Ummm!!.

Paso 1:

Mezcla en un bol amplio el azúcar con la mantequilla en pomada, es decir, muy blandita, pero no derretida. En general, en repostería, siempre se recomienda trabajar con la mantequilla en pomada, para que se pueda trabajar con ella. Bate enérgicamente los dos ingredientes hasta que obtener una crema homogénea.

Paso 2:

Bate el huevo y cuando esté espumoso, añádelo a la crema de mantequilla y azúcar. Eso sí, reserva una pequeña cantidad de huevo batido… no mucho, solo lo suficiente para pintar una de las esquinitas de los cannoli con mascarpone y que sirva de pegamento a la hora de formar el canutillo. 

Paso 3:

Añade gradualmente el vino blanco, la esencia de vainilla y la pizca de sal. Mezcla todo bien.

Paso 4:

Incorpora finalmente la harina y mezcla todo bien hasta que se haya integrado con el resto de ingredientes y se haya formado una masa homógenea. Cuando ya no puedas trabajar con ella con la cuchara o la pala de repostería… vuelva la masa sobre la encimera, ligeramente enharinada, y amasa con las manos hasta conseguir una masa lisa y suave, que ya no se pegará a las manos. Ten paciencia en este proceso. Vuelve a poner la masa en el bol, tapa con un plástico film y déjala descansar durante 2 horas en la nevera.

Paso 5:

Pasado este tiempo, vuelve a amasar un poco la masa y estira sobre la encimera, con una pizca de harina espolvoreada para que no se pegue y, con la ayuda del rodillo, déjala bien finita, de unos 2 milímetros aproximadamente. Tienes cortar la masa en cuadrados de unos 12 o 13 centímetros de lado… lo más fácil es cortar tiras largas con ese ancho, y después formar los cuadrados.

Paso 6:

Para enrollar los cannoli y darles su forma característica… necesitarás un molde adecuado, o bien cañas de bambú o bien tubitos de metal… aunque si no tienes también puedes aprovechar corchos de vino, por ejemplo. Debes enrollar el cuadrado entorno al tubo que tengas, previamente enharinado, de forma transversal… es decir, uniendo una esquina diagonalmente con su opuesta. Pinta con huevo batido ambas esquinas, para que se peguen, presionando ligeramente, y reserva.

Paso 7:

Una vez que tengas formados todos tus cannoli, acerca una sartén con abundante aceite al fuego y, cuando esté caliente, ve friendo por tandas los cannoli. Debes freírlos en pequeñas tandas, para que ni se enfríe el aceite, ni se toquen entre sí. Ve dándoles la vuelta y, cuando estén listos y doraditos, ve sacándolos a un plato con papel absorbente. En ese momento, aún muy caliente, coge con ayuda de unas pinzas por un extremo, sujetando el molde. Agarra con la ayuda de un paño de cocina limpio, sujeta el cannoli y desliza cuidadosamente fuera del molde. Deja enfriar. Ten en cuenta que son muy frágiles y en ocasiones se rompe alguno… por lo que no está mal que hagas de más, por si acaso.

Paso 8:

Monta la nata. Para ello tendrá que estar bien fría y tendrás que batirla enérgicamente con la ayuda de unas varillas, incorporando poco a poco el azúcar. Cuando ya esté lista, incorpora el queso mascarpone y mezcla bien, haciendo movimientos envolventes y de abajo a arriba con las varillas, para que no se baje la nata montada.  Coloca tu relleno en la manga pastelera, y –justo antes de servirlos- ve rellenando tus cannoli con mascarpone de forma que asome por ambos lados.

Presentación:

Espolvorea con un poco de azúcar glass, y sirve tus cannoli con mascarpone en una bonita bandeja… ¡Volarán en cuestión de segundos!.

Truco:

Haz la masa y la fritura de tus cannoli con mascarpone por un lado, y el relleno por el otro… y consérvalos por separado. El relleno en la nevera, y los cannoli a temperatura ambiente, pero cubiertos por un paño. Rellena tus cannoli con mascarpone justo de antes de servirlos… para evitar que se ablanden. ¡Un cannoli bien crujiente es lo más delicioso del mundo!.

Sugerencia:

No dudes en preparar estos cannoli con mascarpone con la nata para montar marca DIA, con un 35% de materia grasa, esta nata es perfecta para montar. Y mezclada con el queso mascarpone marca DIA, tendrás un relleno cremoso, suave, y con todo el sabor.

En Demos la vuelta al día: Los 5 secretos para montar nata sin problemas

En Demos la vuelta al día: La cocina se disfraza por Carnaval

En Demos la vuelta al día: 9 maneras perfectas de arruinar la comida a un italiano

En Demos la vuelta al día: Viajar sin salir de la cocina

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.