Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Calabaza de cristal

Postres y dulces
Postre
Ocasiones especiales, Para niños

Ingredientes:

Ocultar 4 personas
para la calabaza de isomalt:
- 200 gr de azúcar isomalt.
- colorante alimentario naranja (y verde para las hojas)


para la crema pastelera de calabaza:
- 500 ml. de leche entera.
- 4 yemas de huevo.
- 100 gr. azúcar moreno.
- 70 gr. harina de maiz o arroz.

(para infusionar la leche)
canela
jengibre
1 clavo de olor
corteza de medio limón
nuez moscada recién rallada.

Descripción

Para el campeonato Demos nos piden hacer una receta con la temática de Halloween, de gran dificultad técnica para mi ya que desconozco la celebracion de esa fiesta y la mayoría de las recetas que se proponen con ese tema son... En fin... Para jalogüin...

Por ello, nos hemos decidido a hacer algo que seguro que no se sale del tema: UNA CALABAZA. En este caso de azúcar isomalt soplado y rellena de una crema pastelera de calabaza, cuyo resultado, como veréis es espectacular. Vamos a ello:

Para la calabaza de isomalt:

El azúcar isomalt viene granulado, por lo que para trabajarlo y convertirlo en cristal, lo primero que tendremos que hacer es derretirlo en un cazo hasta que esté completamente líquido, a unos 180 grados. En ese momento lo tintamos con unas gotitas de tinte naranja, no hace falta demasiado.

Una vez derretido y tintado, lo vertemos sobre un paño de silicona para enfriarlo y lo vamos moviendo hasta que se forme una masa homogénea de caramelo, aun caliente y maleable.

En ese momento cortamos y hacemos una bola de isomalt y le hacemos un agujero en medio para poder introducir una barra hueca o aparato específico para soplar azúcar (yo lo he hecho con tubería de cobre del 12 con un largo de 50 cm), cerramos la bola en torno al tubo con calor, de manera que quede completamente pegado y no entre aire.

Seguidamente viene el soplado, lo que hay que hacer con suavidad y aplicando calor constante (yo lo he hecho con un secador de pelo, aunque me consta que existen lámparas mucho mas caras y bonitas, allá cada cual :-)).

Una vez conseguida la esfera de cristal de azúcar hay que sacarla del tubo, lo que se puede hacer aplicando calor a la base del tubo o cortando el isomalt con un cuchillo caliente, bien caliente. En esta ocasión nos ha convenido aplicar calor para que el caramelo se acumule en la parate alta de la calabaza lo que nos va a ayudar a dar la forma de calabaza derritiendo el caramelo acumulado y dejando escurrir las gotas, que formarán las rayas de nuestro fruto.

Le pegamos unos puntitos de caramelos y le damos un legero brillo verdoso para dar mayor realismo.

Una vez terminada la calabaza, preparamos 

La crema de calabaza:

Es muy sencillo; lo primero va a ser calentar leche sin que llegue a hervir, retirarla del fuego y dejarla infusionarse con las cortezas de limón y las especias, así como un poco del azúcar, unos 25 gramos. Reservamos.

Por otro lado, mezclamos las 4 yemas con el resto del azúcar y la harina de maiz, mezclamos, y añadimos un poco de la leche infusionada, seguimos mezclando y terminamos de incluir toda la leche. 

Una vez mezclado, lo llevamos a fuego lento-medio dándo vueltas hasta que espese y el líquido de convierta en crema, momento en que retiraremos del fuego y, usando un colador, lo metemos en un sifón, aunque también se puede usar con una manga pastelera directamente. Enfriamos la crema.

Finalmente, rellenamos nuestra calbaza de cristal con la crema, hacemos un rabito de caramelo con el isomalt y le pintamos los ojos y la boca, tipo halloween, con un pincel y tinte oscuro.

Así de fácil y así de dificil es esta propuesta para el día de todos los santos sin sangre ni vísceras. ¡¡¡Espero que os guste!!!

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.