Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Calabacines rellenos de champiñones y jamón

Carnes, Verduras y frutas
Plato caliente, Plato único, Segundo plato
Moderna

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
1 calabacín
300 gr de champiñones
1 cebolla mediana
60-80 gr. queso rallado emmental
100-120 gr. de jamón serrano y york
aceite de oliva y sal


bechamel:
--------
1 cucharada de mantequilla
1/2 vaso de leche caliente
toque de nuez moscada
2 cucharadas de harina

Descripción

Unos calabacines rellenos de champiñones y jamón para cenar, acompañados de un vinito bueno y un postre para terminar. Pinta bien, ¿no?
Limpiamos el calabacín, cortando las puntas y sin pelarlo. Pelamos la cebolla y la cortamos en trocitos pequeños. Con la carne de dentro del calabacín haremos trocitos pequeños también. Por último, cortamos el jamón en trozos.
Ponemos una olla con agua y echamos el calabacín cuando esté hirviendo. No debemos dejar que se ablandezca demasiado, lo justo es unos 10 minutos aproximadamente. Lo sacamos de la olla y lo dejamos escurriendo bien y enfriando. Lo partimos por la mitad a lo largo, le sacamos la pulpa y lo vaciamos un poco para poder rellenarlo. Esta carne la utilizamos, como he escrito antes, para hacer trocitos.
Cogemos una bandeja para horno y la rociamos con un poquito de aceite. Ponemos los calabacines preparados para ser rellenados.
Para hacer la bechamel, ponemos una olla en el fuego con un poco de aceite y, una vez caliente, echamos la harina sin dejar de remover y con el fuego muy bajo. Añadimos la nuez moscada y vamos echando la leche poco a poco sin dejar de remover hasta que vaya espesando. La salamos a nuestro gusto y comprobamos que no quede ningún grumo.

Por otro lado, ponemos una sartén con un chorro de aceite de oliva a calentar y, una vez caliente, echamos la cebolla con un poco de sal para que se poche. Cuando está blandita y transparente, echamos los champiñones y subimos el fuego. Echamos, de nuevo, un chorrito de aceite y una pizca de sal, y, al minuto, bajamos de nuevo el fuego. Echamos el calabacín con un poco de sal, y lo removemos todo para que se integren los sabores de los diferentes ingredientes. Por último, echamos los trozos de jamón y lo dejamos un pelín más, lo justo para que éstos se hagan.
Una vez listo y con el fuego apagado, echamos la bechamel y lo mezclamos todo bien. Con ayuda de una cuchara, vamos rellenando los calabacines qwue tenemos en la bandeja de horno esperando. Añadimos un poco de queso por encima y lo metemos al horno a 200º durante 25 minutos.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.